General Grievous | las guerras clon

Las Guerras Clon

Su existencia se mantuvo en secreto durante cierto tiempo. En la batalla de Geonosis estuvo escondido en unas grutas, y allí mató a su primer Jedi sin revelar su existencia. Siguió matando furtivamente más Jedi y coleccionó sus espadas de luz como trofeos. Hizo amistad con Jango Fett y cuando murió, adoptó a su hijo Boba Fett.

Grievous dirigió muchas campañas desde búnkers protegidos, pero le gustaba la lucha con sus soldados sin alma en la primera línea de batalla. El general Jedi Daakman Barrek fue el primero en dar parte de la terrorífica figura de Grievous en el planeta industrial de Hypori, donde Grievous acabó con casi todas las fuerzas de Barrek. Siguiendo su tan sangriento debut, informes dispersos por Holonet hablaban de los numerosos éxitos en las campañas del General contra la República.

Las fuerzas espaciales de la República no llegaron siquiera a descender en la superficie del planeta, fueron erradicadas en el espacio. Los únicos sobrevivientes fueron un grupo de siete Jedis. Sin misericordia y sin tenerles piedad ni compasión, asesina a todos los maestros Jedi, con excepción de tres: Ki-Adi-Mundi, Aayla Secura y Shaak-Ti, quienes sobrevivieron (después de recibir una tremenda paliza) gracias a la intervención de un comando especial de soldados clones. El General consiguió el sable de luz del Maestro K'Kruhk, el cual quedaría vivo según se demostró cuando apareció en la batalla de Saleucami.

Grievous hirió los sistemas internos de la República a lo largo del Corredor de Comercio Coreliano conquistando planeta tras planeta. Cuando Dooku cayó tras un ataque concentrado de la Confederación, los planetas más aislados del Núcleo sintieron miedo por lo que el General podía ser capaz de conseguir.

A Grievous le fue asignada la malevolencia, un arma secreta separatista que poseía un cañón iónico pero fue destruida por Anakin Skywalker, a quien Grievous siempre subestimó, pero con quien nunca tuvo oportunidad de blandir un duelo. Anakin hizo la guerra imposible a Grievous, destruyendo su estación espía, derribando sus flotas y poniendo fin a todos sus planes de guerra.

Los sables de luz que el General Grievous llevaba en el Episodio III pertenecieron a: el maestro Jedi Puroth (azul), el caballero Jedi K'Kruhk (verde), la maestra Jedi Shaak-Ti (azul) y el maestro Jedi Jmmaar (verde). Pero en algunas tomas se ve que usa el sable de Anakin y uno similar al de Luke.

Debido a su gran pericia militar, conquistó muchos planetas y el ejército confederado fue muy temido por la República. Su penúltimo enfrentamiento fue la batalla de Coruscant, la estrategia fue sublime: las fuerzas confederadas orillaron a la mayoría de los Jedi y las fuerzas republicanas a enfrentamientos sin sentido, lejos de la oficina de la cancillería. Así Grievous secuestró fácilmente al canciller supremo Palpatine.

Desde luego, no fue sencillo. La maestra Jedi Shaak-Ti, estaba asignada para cumplir el Protocolo de Seguridad con otros dos Jedi y opusieron resistencia. Entonces Shaak-Ti, Foul Moundana y Roron Corrob emprendieron la huida por las calles de Coruscant llevándose al Canciller, huyendo de los guardaespaldas de Grievous (se calcula que había una docena de unidades persiguiendo a los tres Jedi). El resultado fue: un Canciller secuestrado, dos maestros Jedi asesinados y Shaak-Ti atada con cables restrictores y desarmada sin su sable de luz. Es en este momento que hacen su aparición los maestros Yoda y Mace Windu, este último logra aplastar el torso de Grievous con una llave de estrangulación usando la Fuerza quien se encontraba ya en fuga hacia su transporte con su principal rehén y siendo este es el origen de la tos que padece en la serie animada de Star Wars The Clone Wars y en el episodio III. Mace Windu demostraría así que Grievous no era rival para alguien que tenía un alto conocimiento de la Fuerza.

Una vez cumplida la misión, Grievous voló fuera del planeta a su nave insignia La Mano Invisible, para comandar la batalla de Coruscant cuando repentinamente Anakin Skywalker y el general Obi-Wan Kenobi irrumpieron en la nave insignia, vencieron al Conde Dooku y liberaron al canciller. El General Grievous al verse rodeado por Obi-Wan y Anakin decidió mejor escapar, destruyendo la ventana de la nave y escapando así hacia el planeta Utapau.

El Consejo Jedi, encomendó a Obi-Wan Kenobi la misión de eliminar a Grievous al sistema Utapau. Al inicio de la pelea, Grievous no fue rival para el maestro jedi, primero usando su increíble dominio del sable láser consiguió cortarle dos de las cuatro manos que tenía, entonces Grievous emprendió la fuga que acabó en uno de los hangares donde Kenobi le abrió su torso (el cual es el punto débil de él ya que contiene sus órganos vitales), y posteriormente logró matarlo con un blaster (un arma incivilizada, según palabras de Kenobi), así acabó con una terrible amenaza para la Orden Jedi.

En otros idiomas
Nederlands: Generaal Grievous
polski: Grievous
português: General Grievous
srpskohrvatski / српскохрватски: General Grievous
slovenščina: Grievous
українська: Генерал Грівус