William Quantrill | Últimos días

Últimos días

En Texas, Quantrill y sus 400 hombres discutieron y su otrora gran banda se fragmentó en varias unidades pequeñas. Una de estas unidades tuvo al mando a su sanguinario teniente, William "Bloody Bill" Anderson, que solía llevar atadas las cabelleras de sus víctimas en su silla de montar. Quantrill volvió a reunirse con él brevemente en el otoño de 1864, durante los combates al norte del río Missouri. En 1865, ahora al mando de sólo algunas docenas de hombres, participó en una serie de ataques en Kentucky. El 10 de mayo, Quantrill recibió un disparo en una emboscada federal y murió a causa de la herida el 6 de junio a la edad de 27 años.

Sin embargo, como es habitual en los casos de figuras legendarias y elusivas, proliferaron luego pintorescas historias acerca de su supervivencia. Una historia apócrifa de la provincia canadiense de Columbia Británica hablaba de un ermitaño que vivía en una cabaña aislada en el norte de la isla de Vancouver, a fines del siglo XIX. Averiguaciones acerca de este ermitaño hechas en la zona por ciudadanos estadounidenses no identificados, los condujeron hacia él y lo asesinaron arguyendo que se trataba nada menos que de William Quantrill, a quien habían rastreado con el objeto de vengar la muerte de algunos de sus antiguos camaradas.

Other Languages