William Quantrill | batalla de lawrence

Batalla de Lawrence

El hecho más significativo en la carrera de guerrillero de Quantrill ocurrió el 21 de agosto de 1863. Lawrence había sido considerado durante años el bastión de las fuerzas antiesclavistas en Kansas; era también el hogar de James H. Lane, un senador odiado en Missouri por sus puntos de vista contra la esclavitud. En las semanas inmediatamente anteriores al ataque, el general de la Unión Thomas Ewing Jr. había ordenado la detención de cualquier ciudadano que hubiera prestado ayuda a los jinetes de Quantrill. Algunas mujeres, parientes de los guerrilleros, habían sido trasladadas a la cárcel en Kansas City, Missouri, cuyo edificio se derrumbó el 14 de agosto matando a cuatro de ellas. Los partidarios de Quantrill sostuvieron que el colapso de la cárcel había sido un ataque deliberado y esta creencia los indujo a tomar sangrienta venganza. Muchos historiadores, sin embargo, piensan que Quantrill había planeado el ataque a Lawrence mucho antes de que ocurriera el derrumbe de la cárcel.

Al amanecer del 21 de agosto, Quantrill descendió desde los montes cercanos hacia el pueblo y atacó con una fuerza estimada entre 200 y 450 jinetes. Aunque el senador Lane, uno de los principales blancos del ataque, alcanzó a huir a través de un campo de maíz en ropa de dormir, los guerrilleros mataron a una cantidad estimada de 200 hombres y niños, arrastrando a muchos desde sus hogares para matarlos frente a sus familias. Cuando Quantrill dejó el lugar, alrededor de las nueve de la mañana, la mayor parte de los edificios de Lawrence estaba en llamas. Los atacantes saquearon indiscriminadamente, robando también el banco del pueblo. Este ataque alcanzó gran notoriedad en el norte y fue considerado una de las más espantosas atrocidades de la guerra civil.

El 25 de agosto, en venganza por el ataque, el general Ewing autorizó la Orden General No. 11. En este bando, se obligaba a la deportación de todos los habitantes de tres condados y medio de Missouri contiguos a la frontera de Kansas (con la excepción de algunos pueblos específicamente designados), obligando a decenas de miles de civiles a abandonar sus hogares. Las tropas federales avanzaron luego quemando edificios y plantaciones, y matando también todo el ganado con el fin de privar a las guerrillas de alimento, refugio y apoyo. La región fue tan destruida de forma tan sistemática que pronto fue conocida como "el distrito incendiado". Quantrill y sus camaradas, sin embargo, pudieron fugarse a Texas, donde pasaron el invierno con fuerzas confederadas convencionales.

Other Languages