Where the Streets Have No Name | descripción

Descripción

El cantante del grupo, Bono, compuso la letra de la canción durante su estadía en un pueblo etíope.

«Where the Streets Have No Name» se interpreta en un tempo de ciento veintiséis pulsaciones por minuto.[18]

La introducción, cuya progresión armónica es de I–IV–I–IV–vi–V–I, crea, como describe Mark Butler, una «pared de sonido» contra la que el canto emerge cerca de dos minutos después.[20]

Este desarrollo alcanza un clímax durante el verso del primer estribillo burning down love («quemando amor»), cuyos acordes son la-sol--re; la melodía progresa en una serie de escalas graduales que lleva a la nota más aguda de la canción, el re5 en la palabra burning. En estribillos posteriores, Bono canta blown by the wind («arrastrado por el viento») con la misma melodía y extiende aún más la duración de esta nota. Tras el tercer estribillo, se procede a la coda; la instrumentación se revierte a lo que era en la introducción, con el arpegio de guitarra eléctrica y las notas retenidas de sintetizador.[20]

«"[Where] the Streets Have No Name" era la introducción perfecta. Es una de las ideas más extraordinarias, sólo a la par de "Break on Through (To the Other Side)" de The Doors, [...] un llamado al público. ¿Quieres ir allí? Porque si quieres, estoy listo para ir contigo allí, a ese otro lugar. Llámalo como quieras, un lugar imaginario, donde no hay límites».
—Bono[11]

La letra está inspirada en una historia que Bono escuchó sobre las calles de Belfast, Irlanda del Norte, donde la religión y procedencia de una persona se hacen evidentes al saber la calle en la que vive. El cantante recuerda: «Eso me dijo algo, así comencé a escribir sobre un lugar donde las calles no tienen nombre».[3]

El final abierto de la letra ha dado lugar a muchas interpretaciones. El periodista Michael Campbell consideró que transmitía un «mensaje de esperanza» y el deseo de «un mundo que no está dividido en clases, nivel económico, raza u otro criterio arbitrario».[23]

Other Languages