Villa Tulumba | hitos histórico-turísticos

Hitos histórico-turísticos

Iglesia parroquial de Tulumba, denominada la Catedral del Norte.

Villa Tulumba es el corazón histórico del norte cordobés y fue centro de irradiación misionera y cultura. Por iniciativa a fines del siglo XVIII, de Rafael Núñez, marqués de Sobremonte, por entonces gobernador Intendente de Córdoba, solicitando que la población fuera elevada a la categoría de villa real, el 3 de octubre de 1803, el rey Carlos IV le otorgó por real cédula el título de Villa del Valle de Tulumba.

Fray Mamerto Esquiú, obispo de Córdoba, colocó la piedra basal del monumental templo de la villa,[1]​llamado la Catedral del Norte, verdadero orgullo para la población. Su construcción duró diez años, entre 1882 y 1892, siendo impulsada por párrocos emprendedores, como los sacerdotes José Víctor Alcorta, Evaristo López de Arcante y Andrés García Colmena, llevándose a cabo con la ayuda de toda la feligresía del curato.

El templo ahora es conocido como Santuario Mariano Diocesano Nuestra Señora del Rosario porque en su interior se venera la antigua imagen, llegada a Córdoba en 1592, de la patrona de Villa Tulumba: la Virgen del Rosario. También se destaca dentro del templo, el antiguo tabernáculo, de estilo barroco, tallado en madera de cedro dorada, por integrantes de los pueblos originarios de las misiones del Guayrá para la Compañía de Jesús de Córdoba. En 1767, al ser expulsados de estas tierras los jesuitas, ese tabernáculo pasó a la iglesia catedral de la ciudad de Córdoba. En 1805, cuando se lo reemplazó por un tabernáculo de plata, el original de madera fue llevado a la iglesia de Tulumba en reconocimiento por la contribución de sus pobladores de ese metal para el nuevo.

Dentro del templo, la Virgen del Rosario, junto al altar con el antiguo tabernáculo barroco, tallado en madera de cedro dorada, por artesanos indígenas.

En la antesacristía, se conserva un Cristo articulado con cabeza de curiosos rasgos mestizos y factura rústica, datado en 1799. Además, debe resaltarse que el párroco de Tulumba, José María Dávila, encargó al pintor Martín Santiago que pintara la cúpula e interiores de la iglesia con la representación de la Virgen y los doce Apóstoles.

Cada año, el segundo domingo de octubre, se festejan con gran concurrencia de feligreses y público, las fiestas patronales de Nuestra Señora del Rosario.

Al lado del santuario puede observarse los restos de la antigua capilla del siglo XVII. Posteriormente, puede visitarse el contiguo Centro de Interpretación del Camino Real, dependiente del gobierno de la provincia de Córdoba, que funciona en el solar histórico restaurado de una antigua casona, que perteneciera a la familia del Padre Hernán Benítez ( 1907- 1996), jesuita muy reconocido por sus conocimientos de teología y ciencias sociales, de una vasta cultura, que fue consejero espiritual y confesor de María Eva Duarte de Perón, y director espiritual de su fundación de ayuda social.[2]

A corta distancia, caminando unas cuadras puede admirarse la belleza del estilo colonial conservado en sus viejas casonas y calles empedradas, entre las que se destaca la histórica casona de la familia de origen irlandés Reynafé, entre cuyos integrantes hubo un gobernador de Córdoba, José Vicente Reynafé.[4]

Other Languages
Cebuano: Villa Tulumba
English: Villa Tulumba
français: Villa Tulumba
italiano: Villa Tulumba
Nederlands: Villa Tulumba
português: Villa Tulumba
svenska: Villa Tulumba
中文: 圖倫巴鎮