Villa Carlos Paz | historia

Historia

El lugar donde hoy se levanta la ciudad de Villa Carlos Paz tuvo como primeros habitantes a los comechingones y otros pueblos originarios quienes dejaron sus huellas a orillas de ríos y arroyos.

En el año 1573 llegó el conquistador español, quien dispuso la división de tierras y con ello también el reparto de indios. Comenzando una etapa de dominio colonial similar a la del resto del continente americano.

Uno de los momentos más significativos para la región fue en 1891 cuando se construyó el Dique San Roque (en su momento el más grande del mundo), cuya función fue la de abastecer de agua potable y para riego a la ciudad de Córdoba, capital de la provincia.

En el valle que ocuparon las aguas se levantaba el casco de la estancia "Santa Leocadia", propiedad de Don Rudecindo Paz, quien decidió trasladarse sobre el faldeo de la sierra. Con el tiempo su hijo Carlos Nicandro -fundador de la ciudad- heredó las tierras comenzando la explotación ganadera y del bosque serrano.

El atractivo del embalse, sumado a la apertura de un nuevo camino, convirtió a la zona en un lugar de descanso y de turismo para las clases altas de Córdoba. Con el paso de los años se fueron construyendo hoteles y emprendimientos urbanísticos, además de escuelas y nuevos servicios que permitieron el asentamiento de nuevos habitantes a la región.

A partir de la década de 1950, en consonancia con las transformaciones económicas y sociales que se daban en el país, se comienza a consolidar el crecimiento de la ciudad a partir de un nuevo tipo de turismo: el turismo masivo.

El auge del automóvil, el aumento del poder adquisitivo de las clases medias y populares, además de la costumbre de vacacionar de un número creciente de personas convirtió el pueblo en ciudad hacia el año 1964.

Desde entonces Carlos Paz se ha configurado como uno de los principales destinos turísticos del país, basando su desarrollo en la gran oferta de bienes y servicios.[7]

Other Languages