Vandea | historia

Historia

El territorio de la Vandea estuvo probablemente ocupado por el pueblo galo de los ambilatres o ambiliates desde la Antigüedad. Fue unido al territorio de los pictons por el emperador romano César Augusto hacia 16 a. C.

Castillo e iglesia de Mareuil-sur-Lay.

Hasta la Revolución francesa, la Vandea coincidía con la región de Bajo Poitou (Bas-Poitou), la parte occidental de la antigua provincia de Poitou. En la Edad Media, conformaba la parte septentrional de la provincia de Aquitania, dado que los condes de Poitou eran también duques de Aquitania. A consecuencia del matrimonio de Leonor de Aquitania, heredera de los condes de Poitou, con Enrique II de Inglaterra, el Bajo-Poitou fue territorio inglés durante un siglo, de 1157 a 1258. Como tal, la región sufrirá los combates librados entre Francia e Inglaterra durante la guerra de los Cien Años, pero conocerá un siglo de prosperidad nada más iniciarse el Renacimiento. Fontenay-le-Comte, su capital administrativa, se convirtió entonces en uno de los centros de la vida intelectual, científica y artística del territorio francés.

El Renacimiento, en el Bajo-Poitou como en el resto de Francia, coincidió con la expansión de la Reforma. La región fue por lo tanto uno de los escenarios de las guerras de religión de los siglos XVI y XVII, debido a una fuerte presencia de hugonotes (protestantes) en la mitad este y en el sur de la región. La represión ejercida a raíz de la promulgación del Edicto de Fontainebleau en 1685 obligó a parte de la población a convertirse al catolicismo o a exiliarse.

El departamento de la Vandea fue creado, como casi todos los departamentos franceses, durante la Revolución francesa, el 4 de marzo de 1790, y la capital se fijó en Fontenay-le-Comte. En 1793, empezó la Guerra de la Vandea, una rebelión armada de los vandeanos contra la Revolución francesa, que se desarrolló en varias etapas entre 1793 y 1796. Apoyados por la nobleza en el exilio y el Conde de Artois, hermano de Luis XVI, levantaron un ejército que extendió la guerra por buena parte del oeste de Francia. La rebelión inicial pronto desencadenó una guerra civil que fue brutalmente reprimida tras su derrota.[4]​ El amargo recuerdo de los excesos cometidos por las "columnas incendiarias" del general Turreau en 1794 marcó profundamente el carácter vandeano.

Napoleón Bonaparte, decidido a pacificar una región de la que desconfiaba, eximió a sus habitantes del servicio militar y multiplicó las subvenciones para reconstruir la región. Trasladó la capital de la Vandea a La Roche-sur-Yon, que en aquella época tomó el nombre de Napoléon-sur-Yon. La Roche-sur-Yon es la única ciudad fundada por Napoleón, quien decidió su fundación por decreto el 25 de mayo 1804. Encargó a los arquitectos Cormier y Valot que diseñaran una ciudad moderna con calles rectas dispuestas en ángulo recto alrededor de una amplia plaza mayor, pero definió también su vocación militar dotándola de varios cuarteles para el ejército.

Antiguo molino de agua restaurado en Nieul sur l'Autize.

Después de la firma del concordato entre el Estado francés y el papa Pío VII en 1801, unos miles de vandeanos irreductibles se escindieron de la Iglesia católica y formaron la llamada Petite Église, que contaba con 20 000 adeptos en 1820.[5]

Durante el siglo XIX, se confirmó el carácter profundamente rural de la Vandea. Con la aparición de las primeras fábricas industriales, el movimiento republicano y los primeros sindicatos aparecieron en torno a los años 1880, sobre todo en la mitad sur del departamento.

Durante la Primera Guerra Mundial, varios batallones de vandeanos destacaron en la guerra de las trincheras, en particular en la batalla de Verdún. En la Segunda Guerra Mundial, la franja costera de la Vandea será una zona militar bajo administración directa del ejército del Tercer Reich, integrada dentro del llamado Muro atlántico. El departamento acogió a cerca de 300 000 refugiados de la región de las Ardenas, que huían de la invasión nazi. Los movimientos de resistencia fueron escasos (se contabilizaron dos grupos combatientes reducidos), en parte debido a la situación difícil creada por la ocupación alemana, y por otro lado debido a la tradición ultraconservadora del departamento.[6]

La Vandea permanece mayoritariamente conservadora, glorificando la leyenda vandeana nacida con el aplastamiento de aquella rebelión antirrevolucionaria. Pero desde mediados del siglo XX, la modernización de la región, impulsada sobre todo por el auge del turismo, ha ido introduciendo tendencias intelectuales y políticas más diversificadas.

Other Languages
Afrikaans: Vendée
aragonés: Vendée
беларуская: Вандэя
беларуская (тарашкевіца)‎: Вандэя
български: Вандея
català: Vendée
Cebuano: Vendée
čeština: Vendée
Cymraeg: Vendée
dansk: Vendée
Ελληνικά: Βαντέ (νομός)
English: Vendée
Esperanto: Vendée
euskara: Vendée
فارسی: وانده
suomi: Vendée
Gàidhlig: Vendée
galego: Vendée
客家語/Hak-kâ-ngî: Vendée-sén
hrvatski: Vendée
magyar: Vendée
Հայերեն: Վանդեա
interlingua: Departimento Vendee
Bahasa Indonesia: Vendée
íslenska: Vendée
italiano: Vandea
日本語: ヴァンデ県
ქართული: ვანდეია
қазақша: Вандея
한국어: 방데주
Ladino: Vendée
Lëtzebuergesch: Departement Vendée
Limburgs: Vendée
latviešu: Vandeja
Malagasy: Vendée
मराठी: वांदे
Bahasa Melayu: Vendée
Plattdüütsch: Vendée
norsk nynorsk: Vendée
norsk: Vendée
Kapampangan: Vendée
Piemontèis: Vandea
پنجابی: ضلع ونڈی
português: Vendeia
română: Vendée
русский: Вандея
sardu: Vandea
Scots: Vendée
davvisámegiella: Vendée
srpskohrvatski / српскохрватски: Vendée
Simple English: Vendée
slovenščina: Vendée (departma)
српски / srpski: Вандеја
svenska: Vendée
Kiswahili: Vendée
Türkçe: Vendée
українська: Вандея
اردو: واندے
vèneto: Vandia
Tiếng Việt: Vendée
West-Vlams: Vendée
Volapük: Vendée
Winaray: Vendée
中文: 旺代省
Bân-lâm-gú: Vendée
粵語: 旺代