Tobillo | lesiones

Lesiones

Las principales lesiones que afectan a la región del tobillo son los esguinces y las fracturas. Ambas se producen frecuentemente durante la actividad deportiva.

Tendinitis

Se producen por exceso de uso, por ejemplo durante largas marchas. La más frecuente es la tendinitis del tendón de Aquiles y la del tibial anterior. Producen dolor que aumenta con la flexión dorsal o plantar del pie. Se tratan con medicamentos antiinflamatorios y baños de contraste, sumergiendo el pie 5 minutos en agua caliente y uno en agua fría de forma repetida.[9]

Esguince de tobillo

Es la lesión de alguno de los ligamentos que sustentan la articulación, debido generalmente a un movimiento brusco y forzado que sobrepasa sus límites de elasticidad. Puede ser de grado I cuando el ligamento solamente se distiende, de grado II si se rompe parcialmente y de grado III si se rompe totalmente. Los esguinces de tobillo afectan con más frecuencia a los ligamentos laterales externos, sobre todo al peroneoastragalinoanterior, e irán afectándose más fascículos en función de su gravedad. Generalmente se producen por un movimiento de inversión forzada brusco que tensa en exceso los ligamentos. Por consiguiente, el ligamento interno o deltoideo del tobillo se verá afectado en caso de eversión que separe sus insercciones repentinamente más allá de lo que soporta.

Tiempos según el grado:

  • Esguinces de primer grado: hinchazón mínima y dolor moderado. No hay signos de inestabilidad tanto en exploración física como radiológica. Por lo general únicamente se ve afecta el ligamento peroneoastragalino anterior y el paciente puede comenzar la actividad deportiva en un par de semanas.
  • Esguinces de segundo grado: hinchazón inmediata y moderada. El dolor es notable, suele apreciarse derrame y marcada impotencia funcional para la deambulación. Suelen verse afectados el ligamento peroneoastragalino anterior y el calcáneoperoneo junto con la parte anterior de la cápsula articular.
  • Esguinces de tercer grado: es el más grave. Se lesiona la totalidad del ligamento lateral externo del tobillo, todos sus fascículos. El derrame resulta muy evidente, acompañado de hinchazón muy marcado y dolor importante. Existen signos claros de inestabilidad. Suele producirse sensación de anestesia posterior debido a la rotura de terminaciones nerviosas. Hay que realizar una exploración física y radiológica minuciosa pues suele asociarse a otras lesiones osteocondrales.
  • Esguince de la sindesmosis: es poco frecuente y rara vez aparece de forma aislada. Suele producirse ante traumatismos en rotación externa del tobillo y el paciente refiere dolor localizado en la cara anteroexterna del tobillo y la unión peroneotibial distal que aumenta con el apoyo.

Por último, cabe mencionar que en cualquier caso el tratamiento inicial de este tipo de lesiones se basa en la aplicación de RICE (rest, ice, compression and elevation) consistente en: reposo, hielo, compresíón y elevación. Posteriormente se valorará la necesidad de mantener la articulación inactiva o comenzar una movilización precoz con tratamientos de fisioterapia[10]​ .

Fracturas del tobillo

Radiografía de un tobillo en el que pueden observarse una fractura, señalada con la flecha de punta negra, la tibia está situada a la izquierda en la imagen y el peroné a la derecha. Las líneas marcadas con una flecha blanca no son fracturas, pues corresponden a la metáfisis.

Consiste en la rotura de alguno de los huesos que componen la articulación

Luxaciones

Consiste en la separación permanente de los huesos que forman la articulación como consecuencia de un traumatismo directo o movimiento forzado, de tal forma que las superficies articulares no coinciden y la movilidad queda muy reducida o es imposible. En el tobillo no son muy frecuentes y cuando se producen se asocian generalmente a una fractura. Para el tratamiento es preciso realizar maniobras de reducción con anestesia general, por lo que es imprescindible el traslado del paciente a un hospital.[9]

Other Languages
አማርኛ: ቁርጭምጭሚት
aragonés: Clavillar
العربية: كاحل
ܐܪܡܝܐ: ܩܘܪܨܠܐ
Aymar aru: Kayumuqu
žemaitėška: Kolkštėns
Bahasa Banjar: Pagalangan batis
brezhoneg: Ufern
català: Turmell
čeština: Hlezenní kloub
Cymraeg: Migwrn
dansk: Ankel
Deutsch: Sprunggelenk
ދިވެހިބަސް: ތަނބިކަށި
English: Ankle
Esperanto: Piedartiko
euskara: Orkatila
فارسی: قوزک پا
suomi: Nilkka
Võro: Jalajakk
Frysk: Ankel
Gaeilge: Rúitín
Gàidhlig: Adhbrann
galego: Nocello
Avañe'ẽ: Pyñuã
客家語/Hak-kâ-ngî: Kiok-khwá
עברית: קרסול
हिन्दी: टखना
Bahasa Indonesia: Pergelangan kaki
Ido: Maleolo
italiano: Caviglia
日本語: 足関節
Basa Jawa: Ugel-ugel sikil
Lëtzebuergesch: Enkel (Anatomie)
лакку: Кьюршлу
lumbaart: Caviggia
latviešu: Potīte
Bahasa Melayu: Buku lali
नेपाली: कुर्कुच्चा
Nederlands: Enkel
norsk: Ankelledd
ਪੰਜਾਬੀ: ਗਿੱਟਾ
پنجابی: گٹا
português: Tornozelo
Runa Simi: Chaki muqu
română: Gleznă
संस्कृतम्: गुल्फः
sicilianu: Cavigghia
Scots: Anklet
Simple English: Ankle
svenska: Vrist
Tagalog: Bukung-bukong
Türkçe: Ayak bileği
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: ئوشۇق
isiXhosa: Iqatha
中文: 腳踝
Bân-lâm-gú: Kha-ba̍k
粵語: 腳腕