Tequesquite | en la alimentación

En la alimentación

El tequesquite tiene diversos usos como ingrediente de platillos típicos mexicanos. Principalmente se usa en los productos hechos de maíz, como por ejemplo los tamales, pues acentúa su sabor. Los elotes y esquites normalmente se hierven con él. También se usa para cocinar nopales y otras verduras, ya que conserva su color verde brillante, para suavizar el guisado de fríjoles secos, y como ablandador de carne, de forma similar al bicarbonato de sodio.

Es posible usarlo como levadura. Para prepararla se hierve la cáscara de diez tomates verdes con una piedra de tequesquite en una taza de agua. Una vez que la piedra se ha disuelto y el agua ha hervido se retira del fuego y se deja reposar. Cuando está fría se cuela y se adiciona a la masa.[3]​ Otra receta indica el mismo procedimiento, pero usando 15 gramos de tequesquite, 15 cáscaras de tomates verdes y 1/4 l de agua.[4]​ También puede usarse como levadante al tequesquite solo, las cáscaras solas o una combinación de ambos, lo cual hace el efecto de la levadura aún mayor.

También se puede fabricar vinagre con él, adicionándoselo al pulque y calentándolo pero sin que hierva. Después, se deja fermentar por dos o tres días. Dependiendo de su calidad, es decir de la cantidad de tierra que contenga, es necesario o no colarlo después de hervir en agua.

También se usa en la elaboración del color azul cobalto y del naranja que se emplea para decorar piezas artesanales, en especial en la talavera poblana.

Other Languages
English: Tequesquite
Nāhuatl: Tequixquitl