Santa Eugenia (Madrid) | vegetación

Vegetación

Para ser un barrio pequeño, sus extensos jardines favorecen la existencia de numerosas especies de árboles; se pueden encontrar hasta más de 80 especies distintas, estando representadas casi todas las más importantes de la península, si bien es cierto que muchas especies sólo cuentan con uno o muy pocos ejemplares.

Entre las coníferas podemos encontrar: cedro del Atlas y del Himalaya, ciprés común, ciprés llorón, arizónica, tuya oriental, sabina negra, abeto común, picea roja y azul, ciprés calvo, un pequeño tejo, especies exóticas como el sugi o cedro japonés y la secuoya roja; y varias especies de pinos: carrasco, piñonero, laricio, silvestre.

Asimismo también hay un buen número de especies planifolias: olmo siberiano, álamo blanco, álamo temblón, álamo negro (chopo), plátano de sombra, castaño de indias, almez oriental, abedul, roble, catalpa, tilo, liquidámbar, árbol del amor, árbol del paraíso, árbol de los farolillos, ginkgo, un nogal, numerosas especies de arces: menor, negundo, real, plateado, palmado japonés; y varias leguminosas como la acacia de Constantinopla, acacia de tres espinas, robinia o falsa acacia, sófora japonesa e incluso la exótica mimosa.

Entre los árboles frutales, podemos encontrar prunos, muy apreciados por la belleza de sus flores: ciruelo rojo, manzano, peral, melocotonero, varios cerezos y un almendro; y otras especies como: níspero, morera e higuera.

Entre los árboles planifolios de hoja perenne podemos encontrar: eucalipto, madroño, magnolio, acebo, fotinia, aligustre, olivo, laurel, laurel cerezo, pitósporo y sauce llorón.

Y para terminar, varias palmeras: palmito elevado, yuca y datilera; y algunas especies exóticas como el escobillón rojo, el tamarisco, un pequeño árbol de las pelucas y la ya mencionada mimosa.

De todas ellas las especies más numerosas posiblemente sean los pinos, los olmos y los álamos. Entre los más ornamentales y llamativos: la acacia de Constantinopla, que adorna la mediana de Castrillo de Aza con sus flores rosas; y los ciruelos rojos, que anticipan la llegada de la primavera.

A destacar como ejemplares singulares: el pequeño tejo al lado de la caseta de los jardineros; un espectacular ejemplar de arce palmado japonés junto a la plaza del Mercado, y varios ginkgos al principio de la calle Puentelarra, considerado la especie más antigua de árbol, característico por el color amarillo que adquieren sus hojas en otoño.

Mención especial merecen los espacios verdes conocidos como el parque de Santa Eugenia, entre las calles de Zazuar y Avenida Santa Eugenia, con un pinar de pinos carrascos y eucaliptos; el jardín trasero de Poza de la Sal con preciosos álamos blancos; el césped colindante a la autovía A-30 con numerosos olmos; y el pinar conocido como El Kilómetro, al otro lado de la autovía, situado en las faldas del Cerro Almodóvar, de 700 metros de altitud.

Other Languages