San Vicente del Raspeig | patrimonio

Patrimonio

Edificios civiles

La antigua Estación de Ferrocarril se encuentra en un avanzado estado de abandono.
  • Ayuntamiento: el edificio se construyó en el año 1887. El estilo de la fachada principal lo podemos considerar como modernista, dejando patente que ha sufrido numerosas remodelaciones. Destacan en su fachada los tres arcos de piedra medio punto y el escudo de la ciudad. A los laterales también hay que destacar dos arcos de medio punto, lo que le da ese aspecto majestuoso a la plaza. Durante la década de los años 60, el desarrollo económico sufrido en la ciudad y el boom demográfico motivaron la ampliación del edificio, siendo la parte trasera de éste la que se amplió.
  • Antigua Estación de Ferrocarril: actualmente en desuso, fue un edificio importante durante la primera mitad del siglo XX y finales del XIX. Su actual entorno nada tiene que ver con el que existía cuando fue construida. Hoy en día se caracteriza por presentar un paseo con árboles. Se encuentra enclavada en la línea de ferrocarril Alicante-Madrid, y supuso uno de los elementos clave en el desarrollo industrial de San Vicente del Raspeig. Fue inaugurada en la segunda mitad del siglo XIX por la reina Isabel II de España. Su estilo, al igual que el ayuntamiento, es modernista, y destacan sus adornos típicos de la época. Aunque actualmente se encuentra algo abandonada, se espera que recupere su antiguo esplendor con la puesta en marcha de los trenes de cercanías hacia Villena.
  • Casa de los Molinos: casa de finales del siglo XIX que antiguamente se enclavaba entre los campos de cultivos que rodeaban el caserío del Raspeig. En la actualidad ha sido adquirida por el ayuntamiento para destinarla a usos museísticos, universitarios o de estudios europeos junto con la UA.[44]​ Alrededor de la casa se conserva un jardín ilustrado que ocupa 1200 m².
  • Villa Josefina: Casa modernista de finales del siglo XIX enclavada a un lateral de la carretera de Sant Joan. Se trata de una de las típicas casas que la gente acomodada de la capital tenía en Sant Vicent para pasar la estación estival. En ella podemos observar los típicos aleros del tejado compuestos por trozos de cerámica con dibujos. Las ventanas y balcones poseen verjas y barandillas de hierro forjado, y el balcón principal está compuesto por una cristalera modernista. La casa está rodeada por una pequeña pinada, y diversos árboles típicos del campo sanvicentero.
  • Casa de Evaristo el Lleig: Se trata de una casa modernista, una de las últimas que aún se conservan en la calle Pintor Picasso. La casa, que posee 2 pisos, posee en su interior un grandioso patio. Tiene 3 balcones que están rematados por diversas figuras clásicas, apareciendo también las barandillas de hierro forjado.

Edificios religiosos

Actual Iglesia de San Vicente Ferrer desde una parte lateral.
  • Iglesia de San Vicente Ferrer: fue construida, como se indica en su fachada principal, en el año 1803 sobre una antigua ermita. La construcción de la ermita se justifica por la visita que hizo en el siglo XV San Vicente Ferrer al caserío del Raspeig. El estilo de la iglesia es neoclásico y en su fachada se pueden observar dos columnas con el fuste liso. La planta de la iglesia posee una estructura en cruz latina con capillas laterales. En el centro de la iglesia se levanta una gran cúpula rematada por una veleta. La torre principal de la iglesia fue destruida por su ruinoso estado en la segunda mitad del siglo XX y actualmente la que existe es un réplica de la anterior. Es un bonito edificio que contrasta con la estrechez de las calles adyacentes.
  • Iglesia de la Inmaculada: de estilo contemporáneo, construida en los años 1970 y reconstruida en los años 1990. Situada en la calle Benlliure, consta de un gran recinto para la oración. Con grandes ventanales destaca su gran luminosidad. Dedicada a la Inmaculada Concepción, cuyas sus fiestas se celebran por las calles adyacentes el 9 de diciembre con una ofrenda floral en la que participan las entidades festeras de la ciudad. El día festivo finaliza con una mascletá.
  • Iglesia de Santa Isabel: también de corte moderno, situada en la barriada de Santa Isabel.
Monumento a la música de la Plaza Ascensión Guijarro.
Columnas de la fuente central del Parque Huerto Lo Torrent.

Monumentos y esculturas

  • Dona Lluna es el título de la escultura monumental realizada por el escultor y pintor contemporáneo Saülo Mercader. El monumento se encuentra situado en la rotonda de la entrada principal al Parque Huerto Lo Torrent. Es un vibrante homenaje a la mujer, a sus poderes de renovación y de resistencia, guardadora de las culturas y de la continuidad del género humano. Más que una escultura en el sentido técnico y artístico de la palabra, es un tótem de 4 metros de altura (más 1'50 m de peana), inmóvil y gigantesca, de dos toneladas de bronce.
  • Monumento a la música es un monumento urbano en homenaje a la música, que representa las dos facetas históricas de la música en esta ciudad. Obra del escultor ibense Vicente Ferrero, se encuentra instalado en la Plaza Ascensión Guijarro, espacio junto a la Iglesia de San Vicente Ferrer. La obra, compuesta por dos figuras de más de dos metros de altura, fundida en bronce, muestra un saxofonista que hace referencia a la parte más arraigada de la música en nuestra cultura, la fiesta, la banda. Una chelista cierra el conjunto, que con una postura de armonía, muestra la cara más profunda de la música. Dos músicos que comparten la misma inquietud desde dos formas complementarias. En palabras del escultor, se trata de reconocer la labor de la música en nuestra cultura y son dos jóvenes los que representan el legado cultural y la apuesta por el futuro. El agradecimiento de todo un pueblo a una inquietud hecha profesión. Una composición escultórica, sencilla y elegante que invita al viandante a la reflexión, humanizando un pedazo de ciudad. La obra se comporta como elemento de enlace entre la calle y el ciudadano.[46]

Otros lugares

  • Parque Huerto Lo Torrent es uno de los parques urbanos más importantes de la provincia, construido en varias fases (inaugurada su tercera fase el 21 de marzo de 1999), posee más de 65 000 m² de extensión y un coste superior a los 3 000 000 de euros. Alberga amplias zonas de paseo y esparcimiento, parques infantiles, pista polideportiva, circuito de footing, circuito nacional de bici BMX, aula de la naturaleza, invernadero, estanque, auditorio al aire libre (con capacidad aproximada para 700 espectadores), ajedrez gigante, circuito de automóviles radiocontrolados todoterreno, puerto para barcos de radiocontrol en el lago central, además de diversos kioscos. Por todo esto y por sus amplias zonas verdes y arboladas, el Parque Lo Torrent se consolida como el pulmón verde de San Vicente.[47]

Arqueología

Vestigios más antiguos

  • La Loma de la Panxeta:

Sobre esta pequeña loma localizada en los confines septentrionales del término municipal (en el Altet de la Panxeta) se han encontrado los restos materiales más antiguos documentados, entre los que se distinguen fragmentos de una o dos jarras y un recipiente de almacenaje. El conjunto parece poder datarse entre los siglos XIV y XV. Se trataba de un asentamiento dotado de recursos naturales, sobre todo agua (cercano a dos ramblas), cercano a las vías de comunicación con las comarcas aledañas, y que domina visualmente las tierras llanas de su entorno. Su origen podría relacionarse con la huida del medio urbano de Alicante, que no garantizaba la salud ni el sustento diario, evitando la presión señorial o los efectos de la peste, en busca de tierras despobladas. Es muy probable que existieran otros pequeños asentamientos diseminados por las tierras del Raspeig, que respondieran a una génesis similar a la descrita, además si efectivamente existió la ermita de San Ponce quiere decir que existió un poblamiento mínimo en su entorno que justificara la presencia de un centro religioso.[4]

Edad Moderna

  • Las casas de volta como principal ejemplo del hábitat de la Época Moderna:

El mejor exponente del asentamiento en la Época Moderna es la casa de volta. Estas casas empiezan a levantarse en el siglo XVII y el estilo arquitectónico seguirá generando ejemplos en el siglo XVIII e incluso XIX. Como buen documento arqueológico encontramos la Casa de la Foia de Oleán en la que a dos crujías abovedadas previas se adosa una tercera, transversal y de distinta factura, en cuya argamasa se halló cerámica de color amarillento a la sal de Agost, típica del siglo XIX. Por otro lado, está la Casa de la Esperanza, en la actualidad es un caserón que anteriormente fue un edificio de volta, muy modesto. Junto a la Finca El Reloj está la Casa Llueca, donde se presume una antigüedad algo mayor a la primera mitad del siglo XIX. El arqueólogo Jesús Moratalla Jávega defiende que el núcleo de población Pla Olivera es de los más antiguamente poblados del término sanvicentero y el Camino de Monnegre se erigió como vía principal, donde surgieron a su alrededor numerosas casas de volta y sus aljibes. Otras casas de volta importantes en el municipio fueron las Casas del Cococ, Casa Blanca, Casa del Pí o la Casa de Xirau.[4]

Transformaciones arquitectónicas del siglo XIX

Con posterioridad a las casas de volta surgieron caserones adintelados como la Casa de la Cañadeta Verde, la Finca del Sabinar, La Casa Aracil, casas del Carreret, Casa Pitxoc o Casa de los Brotons. En dichas se caracterizaron por el predominio de las líneas rectas y la simetría de las fachadas, con la presencia habitual de una segunda planta. Al disponer de más espacio repercute en el hábitat (más habitaciones) y en la agricultura. Hasta el momento las casas de volta ofrecían un espacio con un predominio absoluto para el ganado pero con las casas adinteladas se permiten más usos como el agrario o almacenaje de productos agrícolas. Los aljibes tenían capacidades limitadas en el ámbito agrario, y se introdujo el sistema de riego por boquera con una fuerte influencia de la vecina Agost tras su buen funcionamiento. Este sistema de riego es un hallazgo que se ha conservado bien con el paso del tiempo y que significó un importante cambio económico en la zona del Raspeig.

Otro de los hallazgos importantes han sido dos puentes. El primero, llamado Puente de Carranchalet, está localizado sobre la rambla del Carranchalet, que supone todo un acontecimiento por la magnitud de la obra. Su paraje bastante accidentado ha influido en que no sea una construcción muy conocida. El segundo, el Puente de Boqueres, es mucho más modesto, sito en el camino de Monnegre, de tipo hoy apenas puede verse. Son obra del siglo XIX, época que se caracteriza por el uso general de los arcos de tipo escarzano en el volteo que salva el barranco.

Minas de ocre del Sabinar: dedicadas en el siglo XIX a la explotación minera de las vetas de ocre de la Sierra del Sabinar (valle del Sabinar) para su uso como colorante en la pintura. Trajo consigo un excelente complemento a la renta de los sanvicenteros, de las que se extraían toneladas de ocre amarillo que eran transportadas a Inglaterra en su gran mayoría.

Otros restos arqueológicos de la Edad Contemporánea son una máquina de extracción de aguas que se encuentra en el Camino de Monnegre y la casa-cueva del Valle del Sabinar.[4]

Demolición parcial del caserón y el aljibe de La Almazara (diciembre de 2007).

La Almazara

Es una vivienda del siglo XVIII-XIX que poseía dos plantas, cuadras y aljibe, por lo que responde a la descripción de un caserón adintelado que previamente habría sido una casa de volta. Ubicada en el barrio Laborinquen en una parte muy cercana al casco urbano, dentro de las mayores zonas de expansión de la ciudad, fue declarada en julio de 2007 como Bien de Relevancia Local por la Consellería de Cultura de la Generalidad. Se iniciaron las obras de rehabilitación en 2007[49]​ al haber sido derribado el edificio y las cuadras, centrándose en la conservación del aljibe, la recuperación de muros, la consolidación de la estructura de la cubierta, así como la conservación de la teja curva y la realización de una nueva solera, conservando la red de decantación del aceite y del agua.

Other Languages
oʻzbekcha/ўзбекча: San Vicente del Raspeig
Tiếng Việt: San Vicente del Raspeig