Samuel Richardson | pamela

Pamela

Pamela ( 1740) describe la “virtud” tal como era concebida en el s. XVIII, ajena a nuestros tiempos. Pamela Andrews es una joven sirvienta en una casa adinerada. El hijo de la casa, Mr B., se apasiona por ella y trama diversas intrigas, con la ayuda de sus sirvientes, para poder obtenerla. Ella consigue triunfar en la protección de su virtud. B., después de leer el diario que Pamela ha escrito en secreto, se ve forzado a proponerle matrimonio para obtenerla.

La popularidad de Pamela se debió principalmente a la efectiva técnica de revelar la historia directamente por la protagonista, primero a través de cartas, y después, por su diario. Esto, combinado con la naturaleza moral de la historia, lo hizo aceptable para la ascendente clase media, por lo que fue un inmediato éxito editorial. Utiliza un lenguaje sencillo y asequible para el lector. La forma epistolar era una innovación, fuente de gran orgullo para Richardson. Así ayudó a reinventar un género literario que había alcanzado una reputación bastante dudosa. A pesar de ello, muchos lectores contemporáneos quedaron sorprendidos por las escenas más gráficas y por algunos comportamientos bastante discutibles de los personajes; fácilmente podía considerarse a Pamela, por ejemplo, como una intrigante joven intentando ascender socialmente mediante el matrimonio con un joven noble.

Henry Fielding parodió Pamela dos veces: una anónimamente usando la misma forma epistolar en Shamela, y de nuevo con Joseph Andrews, que narra la historia del casto hermano de Pamela, llamado Joseph, y sus esfuerzos por proteger su virtud. Paradójicamente, ambas parodias tuvieron más éxito de ventas que la Pamela original, lo cual se dice que predispuso muy negativamente a Richardson contra Fielding.

Fue traducida al español en 1794, con el título de Pamela Andrews, ó la virtud recompensada.

Other Languages