Samuel Richardson | otras obras

Otras obras

Richardson también escribió otras dos novelas epistolares, Clarissa: Or the History of a Young Lady ( 1747- 1748) y Sir Charles Grandison ( 1753). También escribió "El portero irreverente" en 1733.

De las tres, Clarissa ha sido la mejor considerada por los críticos; en ella, Richardson usa la forma epistolar con gran efectividad, creando personajes que son psicológicamente convincentes al tiempo que reflejan algunas de las más importantes cuestiones morales del siglo XVIII. La joven dama, Clarissa Harlowe, que huye del pretendiente propuesto por su rica familia para buscar la protección de Robert Lovelace, quien la acaba forzando y, como consecuencia de sus acciones, ella muere. Rápidamente fue traducida al francés y otras lenguas europeas. Fue traducida al español en 1794.

La Historia del caballero Carlos Grandison fue su intento de crear un modelo masculino de virtud, frente al más inadecuado Tom Jones de Henry Fielding, al que consideraba inadecuado para jóvenes. El joven inglés Charles Grandison se debate entre dos mujeres, la inglesa Harriet Byron y la italiana Clementina. Muchos críticos modernos consideran que su modelo de virtud masculina es menos logrado que sus protagonistas femeninas, señalando que Sir Charles no es un personaje muy interesante ni simpático para el lector actual. Además, la trama tiene menos acontecimientos y las lecciones morales menos ambiguas que en Clarissa. A pesar de ello, en su tiempo, Sir Charles Grandison fue también un éxito, y era una de las novelas favoritas de Jane Austen.

En 1755 publicó una recopilación de máximas y frases de sus tres novelas: A Collection of the Moral and Instructive Sentiments, Maxims, Cautions, and Reflections, Contained in the Histories of Pamela, Clarissa and Sir Charles Grandison (Colección de sentimientos morales e instructivos, máximas, avisos y reflexiones contenidos en las historias de Pamela, Clarissa y Sir Charles Grandison).

Richardson fue considerado uno de los más importantes novelistas de su época. En sus obras, defiende la moralidad burguesa y critica el ambiente licencioso y la inmoralidad de la clase alta. Sus novelas representan unas circunstancias sociales reales, describiendo a personajes creíbles, cuyos sentimientos, íntimas tensiones y psicología se analizan con minuciosidad. Influyó en escritores como Jane Austen, Goethe, y Rousseau.

Other Languages