Revoluciones de 1989 | polonia

Polonia

Tadeusz Mazowiecki como primer ministro de Polonia en 1989

En Polonia ocurrió el proceso de cambio político mediante el sindicato “Solidaridad” que constituía el mayor movimiento de oposición al gobierno desde 1981. Las huelgas masivas patrocinadas por “Solidaridad” de abril a septiembre de 1988 instan al régimen militar del general Wojciech Jaruzelski a negociar con este sindicato para que líderes políticos no comunistas puedan unirse al gobierno, ya que el régimen de Jaruzelski trataba de evitar una represión violenta al notar que ésta no había servido para neutralizar a Solidaridad a inicios de la década de 1980.[cita requerida]

Estos pactos permitieron iniciar los denominados “Acuerdos de la Mesa Redonda” del 6 de febrero al 4 de abril de 1989, donde se establecen el reconocimiento legal del sindicato Solidaridad y la apertura de un proceso de transición democrática con elecciones al parlamento de Polonia y a un recientemente restaurado Senado de Polonia fijando los comicios para el 4 de junio. El Partido Obrero Unificado Polaco (POUP), órgano del régimen comunista, aceptó los acuerdos a cambio del cese de las huelgas masivas patrocinadas por “Solidaridad”.[cita requerida]

Las elecciones son sólo parcialmente libres, pues si bien el recién creado Senado tiene 100 escaños disponibles para todos los grupos políticos, en el Sejm sólo se crean 161 nuevos escaños, siendo que todos los ya existentes (299 escaños) continuarán en poder del Partido Obrero Unificado Polaco (POUP) tras las elecciones polacas del 4 de junio. Al mismo tiempo, el gobierno de Jaruzelski aún dispone del monopolio de los medios de comunicación y posee mayores recursos para la propaganda electoral.

Aun así, los resultados de las elecciones polacas del 4 de junio, resultan muy adversos al régimen comunista: los candidatos auspiciados por “Solidaridad” ocupan 99 escaños del Senado (el restante lo ocupa un candidato independiente, también opositor al régimen) y ganan 160 de los 161 escaños disponibles en el Sejm (el escaño restante lo obtiene un candidato comunista), lo cual indica una seria reducción del apoyo popular al régimen.[cita requerida]

El bloque parlamentario afín al gobierno comunista empieza a disolverse ante los resultados adversos, mientras algunos líderes reformistas del POUP abogan para que el ala conservadora régimen de Jaruzelski acepte las reformas planteadas por Solidaridad en la economía y la política del país. La negativa de la URSS a prestar apoyo político o militar al régimen de Jaruzelski acelera la descomposición del bloque gubernamental en el Sejm y facilita que el 24 de agosto de 1989 surja en Polonia el primer gobierno no comunista desde 1948, presidido por Tadeusz Mazowiecki, que forzó elecciones presidenciales para mayo de 1990. En esos comicios sería elegido presidente de Polonia el líder máximo del sindicato “Solidaridad”, Lech Walesa.[cita requerida]

Other Languages