Rabanera del Pinar | geografía

Geografía

Entorno

La localidad se encuentra en la cercanía de Santo Domingo de Silos, del monasterio del mismo nombre y de La Senda de los Moros, y de San Pedro de Arlanza y del Arte románico de la Sierra de la Demanda. En un radio inferior a 60 km también se encuentran otros atractivos como Caleruega, Covarrubias, Santa María de las Viñas (paso del Camino de San Olav), Clunia, el yacimiento de Ciella y su aula arqueológica ( Valdeande), Peñaranda de Duero, la ruta de los eremitorios y necrópolis medievales serranas, el cañón de Río Lobos, los Sabinares de Arlanza, el Humedal de Fuentepeña de Hacinas, las lagunas de Neila y Urbión, las reservas de Demanda, Urbión y Cameros, la Fuentona de Muriel, la Fuente Sanza, el nacimiento del río Pedroso, Icnitas de Burgos y Soria, el Parque de Pino a Pino (Revenga), el ecomuseo de las Loberas ( Caleruega), el Museo de Antigüedades La Gamella, el Parque Micológico de Pinar Grande, el Mirador de La Torca ( Espeja de San Marcelino), el pino de Fuente la Raíz ( Hontoria del Pinar) o el Roble de Cirjuana ( Cantalucia), el casco urbano de San Leonardo con el castillo del Abaluartado, el Centro de Interpretación de Necrópolis del Alto Arlanza de Palacios de la Sierra, las casas de indianos ( Cidones), el balneario de aguas minero-medicinales sulfurosas de El Salobral de Vinuesa, el dolmen de Cubillejo de Lara y el patrimonio de Coruña del Conde.

En Salas de los Infantes, Castrillo de la Reina, Moncalvillo, Palacios de la Sierra, Vilviestre del Pinar, Quintanar de la Sierra, Regumiel de la Sierra, Canicosa de la Sierra, Cabezón de la Sierra y La Gallega se concentra el mayor conjunto de poblados, necrópolis y eremitorios altomedievales de Europa, fechados en pleno siglo X. El eremitorio de Cueva Andrés es considerado como un ejemplo antológico del arte altomedieval español,[9]

Rabanera del Pinar aparece en rutas turísticas por ser un pueblo pintoresco y de interés turístico.[11]

Lugares próximos.
Rabanera del Pinar; 148 habitantes (2008)Rabanera del Pinar
Hacinas; 180 habitantes (2008) Hacinas 17,5 km
Ucero y ermita de San Bartolomé; 93 habitantes (2008) Ucero y ermita de San Bartolomé 44,7 km
Clunia; 0 habitantes (2008)Ciudad romana de Clunia 29,6 km
Parque Natural de Lagunas Glaciares de Neila; 0 habitantes (2008)Parque Natural de Lagunas Glaciares de Neila 56 km
La Fuentona; 0 habitantes (2008) La Fuentona 50,7 km
Numancia; 0 habitantes (2008) Numancia 84,9 km
Lerma; 0 habitantes (2008) Lerma 61,5 km

Desde 2010, el árbol fósil de Matalaguna, en Castrillo de la Reina (a 17 km de Rabanera), está protegido y es visitable.[12]

Rabanera está a poco más de 20 km del desfiladero de Pasillo de Fuente Barda, entre Arauzo de Miel y Doña Santos.[14]​ La vertiente Norte de la Peña Carazo, poco más de una veintena de kilómetros de Rabanera, cuenta con una magnífica y singular tejeda, de gran valor puesto que se encuentra muy alejada de su zona de distribución tradicional.

Otros atractivos son la villa romana de Santervás del Burgo o La Hoz de Orillares o de Edigo. La Sierra de la Demanda ofrece atractivos en el ámbito del turismo industrial: pezgueras de Vilviestre del Pinar,[17]​ etc.

Los eventos que tienen lugar en el entorno, organizados por meses, son:

Enero: Fiesta de los Jefes ( Santo Domingo de Silos). Febrero: Candelas (2 de febrero), Ferias de la Trufa (Abejar), Marzas (28 de febrero). Marzo: La Carrera, representación de la Pasión de Cristo ( Alcoba de la Torre). Abril: Cerezos en flor ( Covarrubias). Mayo: Levantamiento o pingada del pino-mayo (en la mayoría de localidades), Rallysprint Navaleno-Canicosa, Feria de San Miguelito, de artesanía y productos ecológicos ( Abioncillo de Calatañazor), Jornadas del Carbonero ( Quintanalara), Jornada de Iglesias Abiertas y Feria del Pincho Gastronómico de Lara de la Asociación para el Desarrollo de Tierra de Lara, Descenso del Río Arlanza ( Hortigüela- Covarrubias) (finales de mayo o inicios de junio),[18]​ Feria del Pincho, Festival Juvenil de Teatro Grecolatino de Clunia, Marcha Cicloturista La Histórica ( Abejar). Junio: Mercado Medieval de Salas de los Infantes, Cronoescalada BTT Amachin - Vertical - Brada ( Moncalvillo). Julio: Fiesta de la Cereza ( Covarrubias), Festival de Música Antigua de Salas de los Infantes, Jornada de Recuperación de Tradiciones de Neila, Encuentro del Traje Serrano, Demandafolk de Tolbaños de Arriba (finales de julio). Agosto: Muestra Alimentaria de Abejar, Festival de Ópera y Zarzuela del Cañón del Río Lobos ( Hontoria del Pinar), Representación de los Siete Infantes de Lara ( Castrillo de la Reina). Septiembre: Marcha cicloturista Amachimbrada ( Moncalvillo), Media Maratón Hontoria del Pinar-Cañón del Río Lobos ( Hontoria del Pinar), Jornadas Internacionales sobre Paleontología de Dinosaurios (Salas de los Infantes), Romería de Santa Lucía ( Hacinas), Torneo de Golf Fundación Dinosaurios ( Salas de los Infantes), Triatlón de Abejar, Torneo de Ajedrez ( Salas de los Infantes). Octubre: Jornadas de Micología y Naturaleza (San Leonardo), Iberfoexpo (Comunero de Revenga), Enduro de Resistencia (San Leonardo). Noviembre: Jornadas Micológicas (Salas de los Infantes). Diciembre: Feria de la Economía Rural ( Salas de los Infantes), San Silvestre ‘Ciudad de Salas de los Infantes’, San Silvestre Popular ( San Leonardo).

La relación de recursos turísticos de la comarca es muy larga.

Descripción

El término municipal cuenta únicamente con un núcleo de población, Rabanera del Pinar. Es uno de los 1515 núcleos de población de la provincia de Burgos.

La localidad, situada en un vallejo, a 76 km de la ciudad de Burgos, está constituida por dos barrios, Zorrera y Rendajal, separados por el río Laisa o Rabanera. "Goza de buena ventilación", según el diccionario geográfico de Pascual Madoz. El barrio de Zorrera, a la izquierda del río Rabanera, es el menor de los dos y en él está situada la casa consistorial y la iglesia parroquial. El barrio de Rendajal se extiende a la derecha del río y está formado por pequeñas barriadas (Cantarranas, Cerrillo y Palomar).

El término municipal tiene un mínimo de veinticinco valles, que se encuentran reflejados en su toponimia menor con nombres que contienen las palabras val y vallejo.

En 1826, Sebastián Miñano decía sobre la gente de esta tierra: "... reservados, valientes, muy reflexivos... sencillos en las costumbres... sin rodeos y sin doblez. Son corteses pero con nobleza y sin afectación".[19]

Gran parte del caserío está formado por edificios de piedra arenisca, muchos de ellos remozados y rehabilitados.

En 2001, Rabanera obtuvo el Premio Provincial de Conservación del Patrimonio Urbano (categoría B), que concede la Diputación de Burgos.

Al Sur de la localidad está el pico Viñas (1146 m) y al Norte el monte Oruga (1.172 m). En el extremo más meridional del municipio está el pico Tres Mojones (1.183 m). Se alzan, al Norte del término, los picos Cabeza de los Siete Hermanos (1.214 m), Canalizas (1.194 m) y Cerro Estrecho (1.272 m).

Viviendas familiares: 114 (1753),[22]

Gea

Cerca del lugar de Santa Marta, donde se establecían los pastores que recorrían la Cañada Segoviana, existió una pequeña salina. Además, se ha hallado carbón lignito en el subsuelo de Rabanera del Pinar[24]​ Existen canteras en Pradera el Mostajo y Vayolao.

El pueblo se encuentra en una de las áreas con menor peligro sísmico de toda la Península Ibérica, aun así el llamado terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755) hizo que dejara de manar agua del Nacedero del río Lobos durante unas horas.[25]

Terrenos infracretácicos en el pico Canalizas.[27]

El boletín de la Société d'Histoire Naturelle de Toulouse citaba, en 1939, la existencia de yacimientos en el término de Rabanera del Pinar.[28]

Flora

Un porcentaje considerable del término está cubierto por el pino albar ( Pinus sylvestris) y el roble rebollo ( Quercus pyrenaica). Entre su flora sobresale, por su rareza en la Península Ibérica, el mirto de turbera o mirto de Bravante ( Myrica gale),[31]

Los paleontólogos han realizado varios hallazgos de vegetales fosilizados, en excelente estado de conservación: troncos pequeños de ficas, impresiones, etc.[34]​ El yacimiento es de gran interés paleobotánico.

En octubre de 2008, la Junta de Castilla y León autorizó a la empresa salense DINOCYL S.C. a realizar los trabajos paleontológicos de un Proyecto de investigación y difusión sobre la flora existente en el Jurásico y Cretácico del sureste de la provincia de Burgos (2008-2010), sobre las localidades de Villaespasa, Hortezuelos (Sto. Domingo de Silos), Rabanera del Pinar y Regumiel de la Sierra.[35]

El pinar permite la existencia de especies como los pájaros de la familia Picidae o carpinteros, el pico real o pico relincho ( Picus viridis), el agateador común ( Certhia brachydactyla), el trepador azul ( Sitta europaea), el carbonero ( Parus major), el herrerillo ( Parus caeruleus), el carbonero garrapinos ( Parus ater), el herrerillo capuchino ( Lophophanes cristatus), el mito, el reyezuelo ( Regulus regulus), el cuco, el pizón, el verdecillo ( Serinus serinus), el verderón ( Carduelis chloris), el escribano montesino ( Emberiza cia), el piquituerto ( Loxia curvirostra), el arrendajo ( Garrulus glandarius), el búho chico ( Asio otus) o el cárabo.[36]

En 2010, el Colectivo Arquelógico de Salas (CAS) recuperó en Rabanera del Pinar muestras con tallos y hojas fósiles de helechos, equisetales, coníferas y posibles angiospermas.[37]

El ilustre botánico Isidoro Saracha estudió la flora del pago de La Beceda, entre Rabanera y Aldea del Pinar, en el siglo XVIII.[38]

Clima

  • Clima mediterráneo continentalizado templado y fresco.
  • Precipitación anual: 700 mm aproximadamente
  • Horas de sol al año: 2300-2400 h aprox.
  • Radiación solar diaria: 4 a 4,1  kWh/m² al día aproximadamente.[39]

Demografía

El poblamiento en el término municipal de Rabanera está concentrado en un único núcleo de población y no hay habitantes en diseminado. Antiguamente, la distribución de la población en el territorio rabanerense fue otra si atendemos la tradición oral. Existió, si hemos de creer a las fuentes orales, el núcleo de población de Rabaniruela, no muy lejos de la ermita de San Andrés y junto a un manantial con el mismo nombre de Rabaniruela. En el lugar de Sancecilia se intuye la existencia de un antiguo templo.

La población de derecho ha evolucionado somo sigue:

Evolución demográfica
1787 1857 1877 1940 1950 1981 1991 2001 2006 2007 2008 2009
546 662 577 400 343 250 172 131 142 145 148 138

FUENTE: Censo de Floridablanca (1787); www.ine.es

El máximo número de pobladores se alcanzó en 1857, con 662 habitantes de hecho (353 mujeres, 297 hombres, 1 mujer transeúnte y 11 hombres transeúntes). Pocos años después, en 1863, el pueblo contaba con 148 vecinos y "cuatro medios vecinos".

La cifra de habitantes habitual ha llegado a casi cuadruplicarse en verano (alcanzando unos 500 habitantes ocasionales y un millar durante las fiestas).

El número de hogares, vecinos o unidades familiares ha sido el que sigue:

Hogares
s. XIII 1304 1591 1693 1753 1770 1802 1847 1857 1860 1877 1887 1897 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1981
40 20 77 81 ½ 102 130 140 147 154 151 153 136 129 135 136 103 88 84 100 66

FUENTE: www.ine.es; Memorial de vecindario y fianzas de vecindario de 1693; Descripción histórica del obispado de Osma (dato 1770)

El inicio del siglo XX estuvo marcado por la gripe española de 1918, que se trataba con las llamadas píldoras de la O, jarabes, medicinas caseras, flores de malva, manzanillas o tés. A título de curiosidad, los enterradores llevaban botellas de aguardiente para no enfermar.

Otro fenómeno que sacudió Rabanera a principios del XX fue el de la emigración, que llevó a sus hijos las grandes ciudades o a otros países (singularmente, Argentina). Las visicitudes de los serranos en una gran ciudad española han sido noveladas por el escritor Julio de Antón en La Mano del octaedro y las llagas de Cristo (2003).

El abandono del sector primario (agricultura, ganadería, bosque) ya fue denunciado en el siglo XVII por Lope de Deza en Gobierno político de la agricultura (1618) como una sustracción de fuerza de trabajo al campo y una trasformación de los campesinos en no-productores de riqueza;[41]

El medio rural, entre 1950 y 1980, fue capaz de proporcionar nuevos y muy abundantes pobladores para las ciudades y sus áreas metropolitanas. Actualmente, el medio urbano no es capaz de proporcionar al medio rural los habitantes que hagan que la población deje de descender. Paralelamente a este fenómeno, la población urbana, la de las ciudades, envejece y no tiene garantizado el reemplazo generacional. El futuro del medio rural pasa por la reactivación de la natalidad en el medio rural y en todo el país.[43]

Other Languages