Publicidad | historia

Historia

Publicidades antiguas

Desde que existen productos que comercializar ha existido la necesidad de comunicar su existencia; la forma más común de publicidad era la expresión oral. En Babilonia se encontró una tablilla de arcilla con inscripciones para un comerciante de ungüentos, un escribano y un zapatero que data del 3000 a. C. Ya desde la civilización egipcia, Tebas conoció épocas de gran esplendor económico y religioso; a esta ciudad tan próspera se le atribuye uno de los primeros textos publicitarios. La frase encontrada en un papiro egipcio ha sido considerada como el primer reclamo publicitario del que se tiene memoria. Hacia 1821 se encontró en las ruinas de Pompeya una gran variedad de anuncios de estilo grafiti que hablan de una rica tradición publicitaria en la que se pueden observar vendedores de vino, panaderos, joyeros, tejedores, entre otros. En Roma y Grecia, se inició el perfeccionamiento del pregonero, quien anunciaba de viva voz al público la llegada de embarcaciones cargadas de vinos, víveres y otros, y que eran acompañados en ocasiones por músicos que daban a estos el tono adecuado para el pregón; eran contratados por comerciantes y por el estado. Esta forma de publicidad continuó hasta la Edad Media. En Francia, los dueños de las tabernas voceaban los vinos y empleaban campanas y cuernos para atraer a la clientela; en España, utilizaban tambores y gaitas, y en México los pregoneros empleaban los tambores para acompañar los avisos.

En Roma surgen dos nuevos medios: el album, y el libellus. El album consistía en una superficie blanca sobre la que se escribía; ya fueran pergaminos, papiros, o paredes blanqueadas. Cualquier superficie blanca serviría para dar a conocer mercancías, anunciar espectáculos, anunciar ventas de esclavos y comunicar decisiones políticas. El libellus, considerado el antecesor del cartel, era de menor tamaño que el album. Una vez se había escrito en él el mensaje o comunicado, se pegaba a la pared.

La imprenta

Parte de lo que se conoce actualmente como publicidad nace con la imprenta de Johannes Gutenberg, quien se ocupó de mostrar su invento a un grupo de mercaderes de Aquisgrán. Con la crónica mundial de Nuremberg, figuran una serie de almanaques que contienen las primeras formas de publicidad. En 1453 surge la llamada Biblia de Gutenberg y los famosos almanaques se convierten en los primeros periódicos impresos. La imprenta permitió la difusión más extensa de los mensajes publicitarios y, con la aparición de nuevas ciudades, la publicidad se consolida como instrumento de comunicación.

La publicidad moderna

La publicidad moderna comenzó a evolucionar en Estados Unidos y Gran Bretaña a finales del siglo XVIII durante la revolución industrial. Aparecieron los agentes de publicidad; el primero conocido fue Volney B. Palmer, quien en 1841 inauguró en Filadelfia una oficina con la cual obtuvo considerable éxito. En España en 1872, el pionero de la publicidad, Rafael Roldós, fundó en Barcelona la primera agencia del país, que todavía en la actualidad sigue activa.

A principios del siglo XX, las agencias se profesionalizan y seleccionan con mayor rigor los medios donde colocar la publicidad. Es así como la creatividad comienza a ser un factor importante a la hora de elaborar un anuncio. En los años 30 nace una famosa técnica creativa: el brainstorming, aunque no fue hasta la década de 1960 cuando se usó de manera habitual.

Aportaciones de David Ogilvy

Cabe enfatizar las aportaciones del llamado “padre de la publicidad”, David Ogilvy. Fue uno de los nombres más destacados en el mundo de la publicidad moderna y uno de los pocos pensadores que forjaron este negocio después de los años veinte. Ogilvy fue durante su vida cocinero, vendedor, diplomático y granjero. En 1938, Ogilvy emigró a los Estados Unidos, y no fue hasta esa fecha que comenzó su fructífera carrera como publicista, trabajando en el Audience Research Institute de George Gallup, en Nueva Jersey.

En 1948 fundó la Agencia Hewitt, Ogilvy, Benson & Mather con oficinas en Nueva York (que con el tiempo se convirtió en Ogilvy & Mather Worldwide), con el apoyo financiero de la agencia de Londres, Mather & Crowther.

En 1962 la prestigiosa revista Time nombró a Davil Ogilvy el “mago más solicitado” de la industria publicitaria de la época. Y lo cierto es que si Ogilvy hubiera desarrollado su carrera en el siglo XXI también tendría muchísimo “tirón” entre los anunciantes. El legendario publicitario británico era un genio y las ideas de los genios son atemporales, eternas, no entienden de siglos ni de épocas, según refiere Marketing Directo, portal especializado en marketing, publicidad y medios.

Sus ideas y las técnicas publicitarias acerca de la publicidad en las cuales enfatiza el uso y conceptos de persuasión, lenguaje, escritura y competencias, hacen que estas herramientas sigan vigentes a la fecha.

Puso en marcha el concepto de imagen de marca y, junto con Bill Bernbach, sentó las bases de la llamada "revolución creativa". Se trataba de hacer hincapié en la importancia que las marcas tienen en sí mismas y convertir el propio producto en el verdadero protagonista de la publicidad.

Algunas de las frases que inmortalizó dentro de la industria publicitaria son: "Nunca hagas un anuncio que no quisieras que viese tu propia familia", "La mejor manera de conseguir nuevas cuentas es crear para nuestros clientes el tipo de publicidad que atraerá a clientes futuros", "Dentro de cada marca hay un producto, pero no todos los productos son marcas", "Cuando haga publicidad para los extintores de fuego, comience con el fuego", "No compita con su agencia en el área de la creatividad”, entre otras.

Other Languages
aragonés: Publicidat
العربية: إعلان
অসমীয়া: বিজ্ঞাপন
azərbaycanca: Reklam
башҡортса: Тәҡдимнамә
Boarisch: Weabung
беларуская: Рэклама
беларуская (тарашкевіца)‎: Рэкляма
български: Реклама
বাংলা: বিজ্ঞাপন
brezhoneg: Bruderezh
català: Publicitat
Chavacano de Zamboanga: Publicidad
Cebuano: Pagpublisydad
کوردی: بانگەشە
čeština: Reklama
Чӑвашла: Янрав
Cymraeg: Hysbysebu
dansk: Reklame
Deutsch: Werbung
Ελληνικά: Διαφήμιση
English: Advertising
Esperanto: Reklamo
eesti: Reklaam
euskara: Publizitate
فارسی: تبلیغات
suomi: Mainonta
Võro: Reklaam
français: Publicité
furlan: Publicitât
Frysk: Reklame
Gaeilge: Fógraíocht
galego: Publicidade
ગુજરાતી: જાહેરાત
עברית: פרסומת
हिन्दी: विज्ञापन
hrvatski: Oglašavanje
Kreyòl ayisyen: Reklam
magyar: Reklám
հայերեն: Գովազդ
Bahasa Indonesia: Iklan
Iñupiak: Maniuġun
íslenska: Auglýsing
italiano: Pubblicità
日本語: 広告
Patois: Advataizin
Basa Jawa: Iklan
ქართული: რეკლამა
Kabɩyɛ: Tɔm susuu
қазақша: Жарнама
ಕನ್ನಡ: ಜಾಹೀರಾತು
한국어: 광고
kurdî: Reklam
Кыргызча: Жарнама
lietuvių: Reklama
latviešu: Reklāma
македонски: Реклама
മലയാളം: പരസ്യം
मराठी: जाहिरात
Bahasa Melayu: Iklan
नेपाली: विज्ञापन
नेपाल भाषा: विज्ञापन
Nederlands: Reclame
norsk nynorsk: Reklame
norsk: Reklame
occitan: Publicitat
polski: Reklama
português: Publicidade
română: Publicitate
русский: Реклама
sicilianu: Pubbricitati
srpskohrvatski / српскохрватски: Reklama
Simple English: Advertising
slovenčina: Reklama
slovenščina: Oglaševanje
chiShona: Kushambadza
српски / srpski: Реклама
Seeltersk: Wierwenge
Basa Sunda: Pariwara
svenska: Reklam
తెలుగు: ప్రకటన
тоҷикӣ: Таблиғот
Türkçe: Reklam
татарча/tatarça: Реклама
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: ئېلان
українська: Реклама
Tiếng Việt: Quảng cáo
walon: Reclame
吴语: 广告
ייִדיש: רעקלאמע
中文: 廣告
Bân-lâm-gú: Kóng-kò
粵語: 廣告