Peso mexicano | el peso en el mundo

El peso en el mundo

Moneda mexicana de 1859 resellada en Japón para su curso legal en ese país asiático.
Moneda de dos pesos de 1921 (conmemorativa del centenario de la independencia).

Cuando Estados Unidos logró su independencia, se vio en la necesidad de crear una moneda nacional y mediante un decreto firmado el 6 de julio de 1785, las monedas fabricadas en México pasaron a ser la base del sistema monetario estadounidense, sólo que su nombre convencional sería cambiado a dólar y la paridad se fijó en un peso plata por un dólar estadounidense, el cual no se comenzó a acuñar sino hasta el 2 de abril de 1792, año en que se estableció la casa de moneda de los Estados Unidos. Aun así, en 1793 el Congreso de los Estados Unidos declaró a las monedas mexicanas medio legal de pago, y en esa calidad se mantuvieron hasta el 21 de febrero de 1857. En Centroamérica, el peso mexicano dejó de ser medio legal de pago en 1824; en las Filipinas, hasta el 1 de mayo de 1852, y en Canadá, hasta el 1 de enero de 1858. Cabe señalar que mucho tiempo antes, estos países ya habían empezado a circular papel moneda con diferentes denominaciones que acreditaba al portador el equivalente de dicho pagaré en monedas de plata mexicana. Con el tiempo, estos pagarés (o billetes) empezaron a apreciarse de valor y ya durante el Porfiriato aunque este continuó utilizando la moneda de plata, la paridad empezó a fluctuar entre uno y dos pesos por dólar.

Al igual que con su antecesor, el real de a 8, el comercio español con China hizo que el peso se difundiera también en el sureste asiático, por lo que las piezas eran reselladas para que tuvieran curso legal en esos países. La necesidad de moneda fraccionaria causó que a menudo las piezas fueran cortadas físicamente en dos, cuatro u ocho trozos, para lograr un cambio más pequeño para posteriormente resellarlas para su uso. Este es el origen de la expresión mexicana «no tengo ni un peso partido por la mitad».

En 1931, la ley monetaria establecía la equivalencia y respaldo de la moneda mexicana en 0.75 g de oro puro por peso emitido.[7]​ Tiempo después, se incrementó el uso del dinero fiduciario en México, por lo que la ley monetaria del país obligaba a los bancos a respaldar en metálico por lo menos una tercera parte de los pesos emitidos en billetes.

Desde 1535 las monedas mexicanas son fabricadas por la Casa de Moneda de México,[8]​ y desde el 15 de marzo de 1861 se dividen de acuerdo al sistema métrico decimal. En 1925 se creó el Banco de México, que autorizó la fabricación del papel moneda a la Compañía Estadounidense de Billetes. Es hasta 1969 cuando el papel moneda es emitido por la fábrica de billetes del Banco de México. A lo largo de la historia, la casa de moneda –y, en su momento, el Banco de México– ha gozado de prestigio internacional por la calidad de las monedas y billetes, así como por estar a la vanguardia en elementos de seguridad y materias primas.

Devaluación del peso mexicano

Debido a la inestabilidad económica del país en la década de 1980, la inflación hizo crecer enormemente el precio de las mercancías, lo que hizo necesario emitir billetes de denominaciones cada vez más altas, que después resultaban ya inverosímiles y reflejaban de manera poco fiel las verdaderas reservas de plata y oro del país.[ cita requerida]

Other Languages
Afrikaans: Meksikaanse peso
العربية: بيزو مكسيكي
azərbaycanca: Meksika pesosu
беларуская: Мексіканскі песа
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: মেক্সিকান পেসো
català: Peso mexicà
čeština: Mexické peso
English: Mexican peso
Esperanto: Meksika peso
euskara: Peso mexikar
فارسی: پزو مکزیک
français: Peso mexicain
hrvatski: Meksički pezo
interlingua: Peso mexican
Bahasa Indonesia: Peso Meksiko
italiano: Peso messicano
한국어: 멕시코 페소
lietuvių: Meksikos pesas
монгол: Мексик песо
Bahasa Melayu: Peso Mexico
Nāhuatl: Mexihco peso
Nederlands: Mexicaanse peso
português: Peso mexicano
română: Peso mexican
srpskohrvatski / српскохрватски: Meksički pezo
Simple English: Mexican peso
српски / srpski: Мексички пезос
Türkçe: Meksika pesosu
Tiếng Việt: Peso México
Bân-lâm-gú: Be̍k-se-ko peso