Paseo de la Feria | el paseo de la feria y la literatura

El paseo de la Feria y la literatura

Belibasto, en Lloviendo caracoles, se refiere al paseo de la Feria como un "paseo marítimo" y lo describe del siguiente modo:

...apéndice peatonal del centro de la ciudad. A ambos lados del paseo marítimo, no hay mar. Hay enormes acantilados en forma de bastas construcciones de hormigón y ladrillo que durante los años han ido rodeando el paseo hasta acorralarlo por completo. Es como si la primera línea de playa de una ciudad mediterránea, sus edificios en vez de estar enfrentados a la inmensidad del mar, estuvieran enfrentados a un espejo. Una hilera de rascacielos frente a otra hilera de rascacielos sobresaliendo en una enorme llanura.

Other Languages