Pablo Pedro Astarloa | la apología de la lengua vascongada

La Apología de la Lengua Vascongada

Tras los estudios histórico lingúísticos se escondían reivindicaciones políticas. A finales del Siglo XVIII y principios del XIX en las provincias que hoy se corresponderían al País Vasco y a Navarra, existía una intensa labor intelectual que reivindicaba la especificidad regional siendo la pureza lingüística un elemento esencial del discurso amparado por los gobiernos provinciales.

Por el contrario, desde el centralismo del liberalismo remoformista impulsado por Godoy y desde dos años después de la creación de la "Real Academia de Historia" española en 1738, existía el proyecto de crear un "Diccionario geográfico - histórico de España".[3]

Joaquín Traggia Uribarri realizó un primer informe para la creación de dicho diccionario en 1797 y desde 1799 dedicó su labor a esta obra, encargándose de las provincias exentas vascongadas y Navarra y finalizó el Diccionario junto con otros autores en 1802.

Polemizó Astarloa con las ideas del citado Joaquín Traggia Uribarri, Juan Antonio Llorente y José Antonio Conde sobre el origen de la lengua vasca, para lo que publicó en Madrid (1803) su obra: "Apología de la lengua Bascongada o ensayo crítico-filosófico de su perfección y antigüedad sobre todas las que se conocen, en respuesta a los reparos propuestos en el «Diccionario geográfico histórico de España".

Sostenía tesis vascoiberistas y defendía que el euskera era la lengua más perfecta y la más antigua del mundo,[4]​ y tuvo relación con Wilhelm von Humboldt, que estuvo albergado en su casa durante cinco días tal y como refleja en su obra Arturo Farinelli :

"Nunca debió olvidar Humboldt sus paseos en los alrededores de Durango con el autor de la célebre "Apología de la lengua vascongada" D. Pedro Astarloa. Aun muy adelantado el s.XIX, (...) la memoria de las relaciones entre Astarloa y Humboldt era muy viva en esta tierra. Al salir Humboldt de aqui, el sabio de Durango, acababa su "Diccionario del idioma" y su "Diccionario de apellidos y arte extensa", de su obra manuscrita "Plan de lengua, o Gramática Vascongada" Humboldt tomó largos extractos[5]

En ella coincidía con Lorenzo Hervás que afirmaba en su obra "Catálogo de las lenguas de las naciones conocidas y numeración, división y clases de éstas, según la diversidad de sus idiomas y dialectos" de 1804 que:

A fuerza de investigaciones he descubierto al fin, que tal idioma primitivo en España fue el que hablaron los antiguos vascos ó Vascones, que es el mismo que conserváis en el día con el título de vascuence. Su uso fue universal en toda España antes que en ella entrase nación alguna extranjera; y en los indicados tomos demuestro que las muchas que entraron después por espacio de casi veinte y dos siglos, contados desde el décimo quinto anterior á la era cristiana, y se establecieron y dominaron en ella, habitaron poblaciones fundadas por los que hablaron el idioma vascuence, y que han sido conocidos por los antiguos con los nombres de íberos, cántabros, españoles y tal vez celtíbero


Así mismo, Hervás se refiere a los estudios realizados por Astarloa sobre la división vasca del tiempo en comparación con otras lenguas[6]

"XXVII.- De lo expuesto se infiere que la nación vascongada es una de las pocas que han conservado los nombres primitivos que ella dio a los días de la semana y ha usado siempre ellos"

Other Languages