Opuntia ficus-indica | producción

Producción

Diversidad de la planta en México

El Escudo de los Estados Unidos Mexicanos muestra un águila real, parada sobre un nopal, devorando a una serpiente.

El nopal ha tenido gran utilización a lo largo de la historia por parte de las culturas asentadas sobre el territorio mexicano. Tanto es así que son diversos los vocablos que cada cultura, en su respectivo idioma, ha usado y usa para referirse a este vegetal:

Idioma Nombre
Idioma náhuatl nohpalli
Idioma maya pak'am
Idioma mixteco vi'ncha
Idioma zapoteco bia
Idioma purépecha paré
Idioma yaqui naboo
Idioma otomí xathä
Idioma mazahua kijñi
Planta de Opuntia ficus-indica con frutos in situ
Tunas rojas, anaranjadas y verdes (ya peladas) a la venta en un mercado callejero de Zacatecas (México).

La importancia cultural del nopal en la historia mexicana se refleja incluso en la presencia de esta planta en el escudo y la bandera del país, que incluyen la representación de un nopal sobre el que un águila devora a una serpiente.

Existe una gran diversidad de tunas, con una amplia gama de sabores y colores, que han permitido una variada utilización gastronómica del nopal en la cocina mexicana.

Esas tunas se conocen en México con los nombres de:

  • tuna cardona,
  • tuna camuesa,
  • tuna mansa,
  • tuna leonera,
  • tuna amarilla,
  • tuna teca,
  • tuna ranchera,
  • tuna tapona,
  • tuna palmita,
  • tuna pachona,
  • tuna chavena,
  • tuna duraznilla,
  • tuna pintadera,
  • xoconostle.

El fruto en sí es una excelente golosina refrescante, y el número de maneras de prepararlo tanto en guisos dulces como salados es tan diverso como la variedad de tunas.

Se elaboran recetas, como la miel de tuna o melcocha, el queso de tuna, la mermelada, el colonche (bebiba alcoholica preparada a partir de la de la pulpa de la tuna), el néctar o las tunas cristalizadas.

Producción y diversidad de tunas en el Perú

Perú es el mayor productor mundial de tuna, con 72 500 ha dedicadas a las tunas y 10 500 a los nopales. Existen plantaciones de tunales en los andes del Perú: la mayor producción silvestre se encuentra en los valles interandinos en las regiones de Ayacucho, Huancavelica, Apurímac, Arequipa, Áncash, Lima y Moquegua, entre otras.

El cultivo de la tuna tecnificada bajo riego por goteo está ubicada en Colca (Arequipa) y supera las 20 000 plantas por hectárea, con excelentes resultados.

Esta especie se cultiva (como otras especies de Opuntia y de Nopalea) para servir de huésped a la cochinillana grana, que produce tinturas rojas y purpúreas con un grado de pureza de 18 a 20 % de ácido carmínico, a diferencia de otros países productores, por lo que Perú es el mayor productor y exportador del mundo. Esta es una práctica que data de la época precolombina.[8]

Sus frutos ofrecen la posibilidad de industrialización por su contenido en azúcares y proteínas.

Tiene gran diversidad de ecotipos:

  • tuna verde o blanca,
  • tuna roja o guinda,
  • tuna amarilla o anaranjada.

Con los frutos se elaboran mermeladas y licor.

Como fruta de mesa se utilizan la tuna blanca y la morada, por ser frutos de buena calidad y preferidos por el público.

Other Languages