Monte de El Pardo | valores ambientales

Valores ambientales

Remanso del Manzanares, a su paso por el Monte de El Pardo. El río constituye un corredor biológico para las especies que habitan en el paraje.

El Monte de El Pardo está considerado como uno de los principales pulmones de la ciudad de Madrid, al conectar la sierra de Guadarrama con el casco urbano. Su proximidad con otras áreas verdes (Monte de la Zarzuela, Dehesa de la Villa y Casa de Campo) conforma una línea forestal casi continua desde el norte de la capital, a la altura de la M-607 (autovía de Colmenar Viejo), hasta su zona oeste, al borde de la A-5 (autovía de Extremadura). Sólo la A-6 y algunas zonas residenciales rompen este eje arbolado.

Se trata de un bosque mediterráneo continentalizado, integrado por encinares adehesados y, en menor medida, densos, que dejan paso a pinos piñoneros, alcornoques, fresnos, chopos, quejigos, enebros y jaras. Así hasta completar una lista de 120 especies vegetales. Las márgenes del río Manzanares presentan ecosistemas típicos de ribera.

Pieris rapae en El Pardo

En lo que respecta a la fauna, hay catalogadas casi 200 especies de vertebrados: 125 aves, 35 mamíferos, 19 reptiles y 13 anfibios.

Dada su condición histórica como coto de caza, las especies cinegéticas son especialmente relevantes, tanto de caza menor (conejo, perdiz roja, paloma torcaz...) como mayor (ciervo, gamo, jabalí...), que aparecen superpobladas por la escasez de sus depredadores.

Se estima que viven en el paraje aproximadamente 4000 gamos, 3600 ciervos y 500 jabalíes, además de 30 000 conejos. Periódicamente se realizan cazas controladas de animales, para impedir que las superpoblaciones acaben con los recursos vegetales del paraje. Junto a las especies de caza, el paraje reúne mamíferos como gatos monteses, zorros, tejones, garduñas y ginetas.

Ciervo en un pinar próximo al convento del Cristo de El Pardo.

La construcción del embalse de El Pardo en 1970, sobre el Manzanares, provocó un fuerte impacto ambiental al anegar el valle más fértil del paraje, origen, en gran medida, de la cadena alimentaria. A cambio favoreció la formación de un nuevo ecosistema, en el que habitan numerosas especies aviares, atraídas por su población íctica (barbos, lucios y carpas) y anfibia. Destacan entre esas aves el águila pescadora, la cigüeña negra, el cormorán grande, la grulla común, la gaviota reidora y varias especies de anátidas. Este pantano está recogido en el catálogo regional de zonas húmedas, por su valor faunístico y paisajístico.

El Monte de El Pardo también reúne poblaciones de aves de presa de gran interés ambiental, caso del águila imperial, el elanio y el búho real, además de otras aves como urracas, buitres negros y picapinos.

Este espacio protegido está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves. Red Natura 2000. (Dir. 79/409 CEE) con el número ES0000011. En su ficha (Véase Enlaces externos) se resumen sus principales valores bióticos.

Other Languages
Esperanto: Monto Pardo
français: Mont du Pardo
português: Monte del Pardo