Molina de Segura | historia

Historia

No poseemos datos concretos sobre la fundación de Molina de Segura, aunque los restos de cerámica encontrados en su casco antiguo, principalmente en las excavaciones de la antigua fábrica conservera de Maximino Moreno, nos hablan de una primera presencia romana. Muy posiblemente se trata de una villa romana que controlaría el paso del Segura, ubicada en el actual Barrio del Castillo, que con el paso del tiempo se constituiría en núcleo urbano mayor. La calzada de Carthago Nova (Cartagena) a Complutum (Alcalá de Henares) pasaba por el municipio así como un actus que desde la costa alicantina conectaba a través del actual campo de Molina con Archena y el noroeste murciano.

Plano del cerro del castillo de Molina con cotas de altura e indicación del posible trazado de la muralla árabe.

La primera referencia escrita en documentos árabes donde aparece el nombre de Molina la relaciona con los omeyas, que entraron en territorio murciano y acamparon frente al Hişn Mulīna en 896. Posteriormente se la conocería como Mulinat as-Sikka, es decir, Molina de la Calzada ―castellanizada como Molina la Seca―. Otra hito tendría lugar dos siglos después (1096), cuando el Cid Campeador vino al castillo de Molina para reunirse con el rey Alfonso VI e ir juntos a la defensa de Aledo, encuentro que no se llegaría a producir al partir el rey antes de su llegada.

El emir de Murcia Muhammad ibn Mardanis, llamado por los cristianos Rey Lobo (1146-1172), mantuvo un duro enfrentamiento con los almohades establecidos al suroeste peninsular, por lo que fortaleció Molina con una muralla exterior, además de sangrar el río Segura por La Algaida construyendo un azud del que partía la Acequia Mayor, suministrando agua al castillo, consiguiendo un aumento de población.

En 1243, el infante Alfonso de Castilla (posterior Alfonso X "El Sabio"), en nombre de su padre Fernando III, integra la taifa de Murcia en la Corona de Castilla como protectorado en virtud del Tratado de Alcaraz.

Una vez establecido el castellano reino de Murcia, Molina acabaría siendo parte de los dominios de la familia Fajardo, adelantados mayores del reino de Murcia y marqueses de los Vélez, creándose el título de marqués de Molina para el heredero de la familia, otorgado por Carlos I de España en 1535.

Other Languages