Miajadas | historia

Historia

Prehistoria

La presencia humana en Miajadas se remonta al Neolítico, habiéndose hallado en el municipio dos dólmenes, uno de ellos cerca de la ermita de San Bartolomé. Mario Roso de Luna investigó sobre la Prehistoria de este municipio y halló varias construcciones funerarias en la ribera del río Búrdalo, que harían suponer la existencia de un poblamiento permanente en la zona de la mencionada ermita.

Fundación, antigüedad y medievo

Este municipio originalmente era conocido como Meaxadas, término romano que viene a significar pedazos pequeños de terreno. Durante la guerra entre Quinto Cecilio Metelo y Julio César, el primero tenía asentado un destacamento en Castrum Metellinum y, para sorprender a las tropas del segundo que se hallaban en Castrum Julium, decidió usar Meaxadas como sitio estratégico. Finalmente ambos generales pactaron en Meaxadas la paz, quedando el lugar como sitio de descanso para soldados y viajeros.

En el Itinerario de Al Andalus del gran geógrafo ceutí Al Idrisí (siglo XII) aparece ya mencionada la localidad "Mjds" (como es conocido, en árabe no suelen escribirse las vocales) en la localización correspondiente a Miajadas. De hecho, aparece en fecha de 1338 testimonio escrito que en ese año la Diócesis de Plasencia dice que haya iglesia en Miajadas administrada por el párroco de Escurial, conservándose el nombre de Meaxadas.

Edad moderna y contemporánea

En el siglo XVI, el vocablo aparece cambiado: Fernando Colón, hijo de Cristóbal, cita a este pueblo con el nombre de Meajadas (cambiando la “x” por la “j”) y es definitivamente, en el siglo XVII cuando se produce el cambio de la “e” por la “i” dando lugar a su nombre actual.

En el siglo XVII, Miajadas adquiere el título de villa al serle otorgado por Felipe IV, por su decido apoyo a la Monarquía española en sus luchas contra Portugal gracias a su cercana posición geográfica, en la conocida como Guerra de Restauración portuguesa. Sirvió el pueblo como cuartel de soldados, prestaron sus carros al ejército, dieron forraje, paja, grano y todo para evitar la separación entre España y Portugal. Felipe IV no pudo conseguir su objetivo y antes de terminar la guerra y en agradecimiento otorgó el lugar de Miajadas con el Real Privilegio de Villa. Al ser villa se independiza de Medellín y a partir de aquí contaría con dos alcaldes ordinarios, dos de la Hermandad, cuatro Regidores, escribano del Ayuntamiento, Mayordomo, Procurador, Síndico y todos los demás oficios de los que se componía el concejo para mejor gobierno de la nueva villa.

El 21 de marzo de 1809, durante la Guerra de la Independencia Española, tuvo lugar en Miajadas la Batalla de la Degollada, donde las tropas del capitán Henestrosa consiguieron derrotar al ejército napoleónico. En 2012 esta batalla fue recreada en una obra de teatro en la ermita de San Bartolomé.[12]

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo.[14]

Durante la Guerra Civil española, el municipio cayó en manos de las tropas de Francisco Franco que desde Sevilla intentaba conquistar Madrid. Así que rápidamente durante los primeros meses de la guerra, conquistó todo el camino en la región, pero dejó al lado de Miajadas un gran núcleo de la España republicana que es lo que ahora son La Siberia y sus alrededores. Durante más de dos años Miajadas ejerció de frontera, temiéndose un ataque de las tropas republicanas que trataban de cortar el camino franquista a Madrid.

Entre 1963 y 1968 llegaron los primeros pobladores a las pedanías de Alonso de Ojeda y Casar de Miajadas, que comenzaron a construirse en los años 1950 como parte del Plan Badajoz.[16]

El primer libro sobre la historia del municipio lo realizaron Beatriz Correyero Ruiz y Julio Santiago García Pino a muy temprana edad, con 20 y 18 años respectivamente, lo titularon "Historia de Miajadas" (Publi Sher, 1994). El pintor y poeta Julio Santiago (Miajadas, 1975), continua realizando un archivo histórico de la localidad y la ha dado a conocer dentro y fuera de España a través de su ya dilatada y consagrada obra artística. Antonio Gala dijo para los medios locales y regionales: "Julio Santiago es el mejor embajador emocional que ha tenido y tendrá esa patria llamada Miajadas". Gracias a Julio Santiago muchos artistas han visitado la localidad a lo largo de estos últimos veinticinco años, tales como Joaquín Aguirre Bellver, Basilio Rodríguez Cañada, Pablo Méndez, Mills Fox Edgerton, Enrique Valero, Gloria Fuertes...

Other Languages
العربية: مياخاداس
català: Miajadas
English: Miajadas
Esperanto: Miajadas
euskara: Miajadas
estremeñu: Miajás
français: Miajadas
galego: Miajadas
magyar: Miajadas
Հայերեն: Միախադաս
interlingua: Miajadas
italiano: Miajadas
Bahasa Melayu: Miajadas
Nederlands: Miajadas
occitan: Miajadas
polski: Miajadas
português: Miajadas
română: Miajadas
русский: Мьяхадас
shqip: Miajadas
українська: Міахадас
Tiếng Việt: Miajadas
Winaray: Miajadas