Megalito | américa

América

Esferas de piedra de Costa Rica, más de 500 esferolitos de gran perfección, en conjuntos asociados a constelaciones y otros eventos astronómicos y naturales

Esferas de piedra de Costa Rica

En Costa Rica, Centroamérica, a partir de 1.939[29]​ con la particularidad de que tienen una alta perfección de esfericidad y pulimento, algunas tienen además sofisticados petroglifos en bajo y alto relieve combinados.

Cuando el conquistador español Juan Vázquez de Coronado en el año 1563 estuvo en el valle del Diquís, informó al rey Felipe ―con carta fechada el 2 de julio de ese año― en detalle todo lo que vio y «recolectó», pero no describió nada parecido a esferas de piedra, por lo que se presume que ya para entonces las "bolas de piedra" estaban ocultas tras miles de años de sedimentación en el valle.[30]

Los arqueólogos no han podido datar su confección, la forma de hacerlas ni el transporte a través de frágiles zonas aluviales e incluso a través del mar hasta islas y otros sitios donde no hay canteras. Por asociación a restos de cerámica la arqueología oficial las relacionan con usos ceremoniales entre 300 a. C. y el 300 d. C., pero el trabajo escultórico aún no ha podido ser datado científicamente. Investigadores alternativos las ubican unos alrededor del 6.000 a. C. y otros por el 12.000 a. C.[32]

Las esferas de piedra tienen en Costa Rica un importante arraigo en el inconsciente colectivo siendo un pilar de su identidad cosmogónica y cuentan con una rica mitología ancestral,[35]

Algunos grupos de esferas que se conservan o documentan en su posición original han sido asociados a constelaciones, eventos astronómicos como solsticios, rutas de navegación que ubican corrientes marinas y señalamiento de sitios ceremoniales o de poder.[36]

Parque arqueológico de San Agustín en Colombia

Escultura monolítica del “doble Yo”

El parque arqueológico de San Agustín es uno de los más importantes espacios arqueológicos de Colombia, ubicado al sur del Departamento del Huila y fue declarado en 1995 por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Se han hallado varios centenares de esculturas monolíticas, que indican que allí floreció desde remotos tiempos una cultura, que hoy es objeto de estudio por parte de misiones científicas para establecer los orígenes y los rasgos peculiares de este pueblo.[37]

Esta cultura se inició a partir del siglo XXXIII a. C., en el siglo VII a. C. ya es una cultura que presenta un considerable desarrollo, según las fechas de carbono 14 de muestras orgánicas obtenidas recientemente asociadas a la agricultura, la cerámica, la orfebrería y el arte escultórico.[38]

El parque arqueológico corresponde a la cuenca alta del Río Magdalena o Wua-Ka-Ka-Ya y sus afluentes primarios y que relaciona a varios municipios de Colombia y con centro en el municipio de San Agustín, en el Departamento del Huila en las estribaciones orientales del Macizo Colombiano.[39]

El parque propiamente corresponde a una pequeña zona de mayor concentración de tumbas de la total zona arqueológicas de mayor extensión que alcanza regiones como Parque Arqueológico Nacional de Tierradentro.[41]

Estelas mayas en México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador

Un monumento alto y estrecho cubierto por un techo de paja. Dos estelas más visibles en el fondo, también están cubiertos por techos de paja, en un fondo de árboles.
Estela E en Quiriguá, con sus 10,60m posiblemente sea el más grande monumento de piedra independiente en América.

La estela maya es una clase de monumento de la cultura maya de la Mesoamérica antigua, de las cuales se han encontrado cerca de 5.000. Consiste de una piedra alta tallada y frecuentemente se asociaban con piedras bajas de forma circular que ahora llaman altares.[46]

Las estelas mayas muestran una amplia variación estilística. Muchas estelas son lajas verticales de piedra caliza esculpidas en uno o ambos de sus lados. Las estelas de algunos sitios muestran una apariencia más tridimensional en regiones donde la piedra local lo permite, tales como Copán y Toniná.[46]

Un ejemplo es Quiriguá, un yacimiento arqueológico perteneciente a la antigua civilización maya, ubicado en el departamento de Izabal en el sur-oriente de Guatemala. Es un yacimiento de tamaño medio, con una superficie de aproximadamente 3 km², situado a lo largo del curso inferior del río Motagua,[48]​ Durante el Período Clásico de la civilización maya (200-900 d. C.), Quiriguá se encuentra en la confluencia de varias importantes rutas comerciales. El sitio fue ocupado desde 200 d. C. y la construcción de la acrópolis comenzó alrededor de 550 d. C. Un auge de construcciones impresionantes se inició en el siglo VIII, hasta que se detuvo toda actividad de construcción alrededor de 850 d. C., a excepción de un breve periodo de reocupación en el Posclásico Temprano (c. 900 - c. 1200). Quiriguá comparte su estilo arquitectónico y escultórico con la ciudad cercana de Copán, cuya historia está estrechamente entrelazada con la de Quiriguá.[49]

Other Languages
aragonés: Megalito
العربية: جندل (آثار)
žemaitėška: Megalėtā
беларуская: Мегаліты
български: Мегалит
বাংলা: মেগালিথ
català: Megàlit
čeština: Megalit
Cymraeg: Megalith
dansk: Megalit
Deutsch: Megalith
English: Megalith
Esperanto: Megalito
eesti: Megaliit
euskara: Megalito
فارسی: خرسنگ
suomi: Megaliitti
français: Mégalithe
Gaeilge: Meigilit
galego: Megálito
עברית: מגלית
हिन्दी: महापाषाण
Bahasa Indonesia: Megalit
italiano: Megalito
日本語: 巨石記念物
ქართული: მეგალითები
한국어: 거석기념물
lietuvių: Megalitas
македонски: Мегалит
Nederlands: Megaliet
norsk nynorsk: Megalitt
occitan: Megalit
română: Megalit
русский: Мегалит
sicilianu: Megaliti
Scots: Megalith
srpskohrvatski / српскохрватски: Megaliti
Simple English: Megalith
slovenčina: Megalit
slovenščina: Megalit
српски / srpski: Мегалит
Basa Sunda: Mégalitikum
Türkçe: Megalit
українська: Мегаліти
Tiếng Việt: Cự thạch
中文: 巨石文化