Meaques | importancia histórica

Importancia histórica

Esta corriente fluvial posee cierta importancia histórica, por su vinculación con los jardines reales de la Casa de Campo. Alrededor de su curso se construyeron diferentes obras de ingeniería hidráulica, dirigidas a fomentar el uso recreativo de este paraje. Fueron proyectadas por Francesco Sabatini y, entre ellas, sobresalen las denominadas rejas, portones de ladrillo sobre el cauce que, a la vez que permitían el paso de las aguas por medio de unas verjas de hierro, impedían el acceso de extraños al parque. Existen rejas similares en otros arroyos, como el de Prado del Rey o el de Antequina.

También destacan los puentes. Se edificaron un total de cinco sobre el arroyo de Meaques, igualmente diseñados por el citado arquitecto en el año 1780, de los cuales se conservan tres: el de la Agachadiza, el del Álamo Negro (también conocido como del Batán) y el de la Culebra. Este último es el de mayor valor artístico. De estilo barroco, toma su nombre de las formas ondulantes que configuran sus pretiles y combina el ladrillo con la piedra de granito.

Tradicionalmente se ha mantenido que la mansio romana de Miaccum, citada en algunos textos históricos, se encontraba en las inmediaciones del arroyo, teoría sostenida por, entre otros, el historiador Juan Ortega Rubio.[2]

Recientemente se ha propuesto que este enclave romano se hallaría en el municipio madrileño de Collado Mediano, donde se han excavado los restos de una posada.[3]

Other Languages
Esperanto: Rojo Meaques
magyar: Meaques