Mariano Melgarejo | primera aparición pública en política

Primera aparición pública en política

En 1854, a sus 34 años y con el rango de mayor, aparece por primera vez en la escena pública y política de Bolivia. A principios de ese año, se amotinó junto a sus tropas haciendo un levantamiento militar en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, pronunciándose contra el gobierno del presidente Manuel Isidoro Belzú, pero su revuelta fue rápidamente aplastada por las tropas gubernamentales, siendo capturado y llevado a Cochabamba para ser enjuiciado. Durante su juicio, Melgarejo fue juzgado y culpado por el delito de alta traición a la patria y levantamiento armado contra el estado, siendo condenado a muerte.

Cuando Melgarejo se encontraba en su celda, ya solo esperando su pena de muerte mediante fusilamiento (como correspondía a los militares de esa época), algunas damas de la alta clase de la sociedad cochabambina (muy amigas suyas), se reunieron en persona con el presidente de Bolivia Manuel Isidoro Belzú en el palacio de gobierno, para pedirle clemencia y perdón por la vida de Melgarejo, atribuyendo a la excusa del alcoholismo sus actuaciones de revuelta y levantamiento militar.

El presidente Manuel Isidoro Belzú accediendo a la petición, perdonó la vida de Mariano Melgarejo, pero luego, y de manera profética, les dijo a las damas cochabambinas que algún día se arrepentirían de aquella acción que habían realizado al pedir clemencia por la vida de un militar mujeriego y borracho. Después de este indulto presidencial, Melgarejo fue liberado y continuó con su carrera militar.

Después de su revuelta militar de 1854, Melgarejo adquirió cierta notoriedad y un mediano liderazgo entre las tropas del ejército. Los gobiernos de los presidentes Jorge Córdova ( 1855- 1857) y José María Linares ( 1857- 1861) (posteriores a Manuel Isidoro Belzú), lo consideraban a Melgarejo como un militar al que siempre debería de mantenérsele constantemente destinado en lejanas fronteras, lejos de las principales ciudades capitales, esto según ellos, con el objetivo de que no contagie con su alcoholismo e inmoralidad a las demás tropas y de esa manera, a la vez, evitar también futuros levantamientos militares.

Other Languages