Las bicicletas son para el verano (obra de teatro) | ideologías políticas en la guerra civil y su representación en los personajes

Ideologías políticas en la Guerra Civil y su representación en los personajes

La Guerra Civil Española se caracterizó por el conflicto entre dos bandos de diferentes ideologías políticas ( nacionalista y republicana ) que empezó con la sublevación de las fuerzas armadas en contra el gobierno legítimo del país.

El Bando Nacionalista, o también llamado sublevado, insurrecto o faccioso, tenía de integrantes a las fuerzas políticas de derecha como los militares, la falange española y la Iglesia Católica. De ideología tradicionalista, anticomunista y monarquista, este bando liderado por Francisco Franco, proponía una restauración del orden anterior a la República a través de un golpe de estado.

En cambio, el Bando Republicano estaba integrado por las fueras políticas de izquierda como los comunistas, socialistas y anarquistas. Su ideología era una reformista, atacando el conservadurismo de la iglesia.

En la obra de Fernando Fernán-Gómez «Las bicicletas son para el verano», la ideología política es un tema importante que está representado en los personajes, en sus diálogos, opiniones, discusiones, etc. A su vez, cada persona simboliza uno de los bandos existentes en España como republicanos, nacionalistas, anarquistas.

Entre los primeros se encuentran:

  • Don Luís: en la novela se puede distinguir su ideología debido por un lado a la mención hecha por su Doña Antonia, su vecina, en la cual dice «Porque aunque don Luis es un golfo, eso no cabe duda, y por más que con nosotros disimule es republicano perdido».[5]​ refiriéndose a su posible encarcelamiento debido sus convicciones.
  • Doña Dolores: esta casada con Don Luis y es ama de casa. Es como todos los de su familia republicana. Tiene una visión más tradicional de las cosas, realista pero es capaz de aceptar los ideales de su esposo, como también de su hija o su sobrino Anselmo.
  • Luisito: su ideología, evidentemente, es como la de su padre, republicana. En la página 94, Luisito menciona, conversando con su padre, sus novelas preferidas de ideas socialistas como «Sin novedad en el frente, Los misterios de París…»,[6]​ de Erich Maria Remarque y Eugène Sue, respectivamente.
  • Manolita: es una joven de ideas muy claras, como su padre. Se dedicaba a la enseñanza pero con la guerra cerraron la escuela y se puso a trabajar en lo que ella consideraba su vocación, el teatro. Sus acciones como madre soltera y actriz en épocas de guerra, la convierte en un claro ejemplo republicano.
  • María: se preocupa por su familia en Segovia, donde los nacionalistas han declarado guerra y así se puede determinar su miedo hacia ellos.
  • Basilio: es la imagen de un republicano traidor, que para ascender social y económicamente, abandona a su esposa María y se une a los falangistas.

Entre los nacionalistas se encuentran:

  • Doña Antonia: en varias ocasiones se puede determinar su ideología política, abiertamente de derechas y tradicional en sus prejuicios y pensamientos. Ella se refiere a Manolita como «una zorra»[4]​ muestra su desprecio hacia los republicanos en cuestión.
  • Julio: su ideología no es muy clara, aunque pareciese que su madre controla sus pensamientos y acciones, «Yo sin ti, no sirvo para nada…»[8]​ es una frase dicha por él, demostrando su profundo amor y co-dependencia de ella.
  • Pedro: al igual que se madre y hermano, es firmemente nacionalista. «Se han cargado a Calvo Sotelo»[9]
  • Doña Mª Luisa: su ideología es la de los vencedores de la guerra civil, fascista. Cuando le recuerda a Luis que Barcelona no se ha perdido sino «(rectificándole) Ganada, Luisito»[11]​ representa a la población religiosa de derecha.
  • Doña Marcela: le pareció una crueldad la muerte de Calvo Sotelo «Pero te pongas como te pongas, esto ha sido una salvajada»[12]​ y por el desprecio con el que trata a su marido cuando el desfile del lema «No Pasarán», pueden corroborarse sus ideas nacionalistas.
  • Pablo: perteneciente a una familia con ideologías opuestas a su amigo, Luis. Al final del cuadro XV este personaje aparece «viene vestido con un traje nuevo», que delata su ideología ya que es parte de las familias vencidas.

Como anarquista esta el personaje de Anselmo, el miliciano de la CNT. Sus ideales expuestos en su discurso esperanzador sobre como va terminar la guerra[13]​«Primero a crear riqueza, luego a disfrutarla. Que trabajen las máquinas. Los sindicatos lo van a industrializar todo».

Todos los personajes están afectados por los mismos hechos pero ninguno se condena o juzga por sus acciones. Estas personas sufren, luchan pero siguen adelante en un intento de sobrevivir como pueden de la realidad que les ha tocado vivir. La igualdad es un tema recurrente en la obra, afecta a todos por igual, sin importar las ideologías políticas.

Además, cada personaje y su trabajo representa cada estrato de la sociedad española del siglo XX. En el caso de Manolita, su trabajo en la obra representa a los actores, artistas y músicos; y Don Luis personaliza, con su trabajo en la bodegas, a las clases medias y altas. El autor, Fernán-Gómez, quiere probar en su obra y sus personajes, que a pesar de las desigualdades económicas, sociales e ideológicas de cada uno, todos contribuyen y se ayudan para vivir.

Other Languages