Las bicicletas son para el verano (obra de teatro) | el cartelismo

El Cartelismo

A lo largo de la obra “Las bicicletas son para el verano”, escrita por Fernando Fernán-Gómez se hace referencia al “cartelismo”, aspecto retratado en la tapa de la edición publicada por Vicens Vives que dice “NO PASARÁN”, mensaje dirigido a los fascistas por parte de los republicanos.

Para comenzar, este lema no solo simboliza fuerza y resistencia por parte de los republicanos en la guerra de Madrid, sino que también ha sido usado como muestra de imponencia y como advertencia de que será una guerra sangrienta y salvaje dado que el cartel original también expone “esta será la tumba del fascismo”. Este cartel tiene una historia previa ya que fue utilizado en la batalla de Verdún en la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y se continúa usando hoy en día. Además en ese momento el “cartelismo” era un medio de comunicación fundamental ya que la tecnología era casi inexistente y los carteles utilizaban eslóganes con respecto a la unión de los españoles, la fe y el catolicismo, con el fin de alentar al pueblo español para que no decaiga. Más aun el “cartelismo” no es sólo un medio de comunicación alentador, sino que también fue utilizado como una herramienta política y social, en otras palabras fue el aparato propagandístico de la rebelión militar. Para continuar, los carteles de la guerra fueron la expresión icónica del combate colectivo, representando de forma inigualable los ideales de justicia y libertad por los que se regía el pueblo español. No sólo eso, sino que también los diferentes modos de cartelismo eran utilizados como estrategias de defensa ya que eran supuestos de transmitir consignas en las distintas áreas de Madrid y eran símbolos del partido político al que representaban. Además a través de este medio de comunicación, los partidos políticos dirigían una actividad colectiva, ya sea relacionada a la guerra o a la incorporación de nuevos militantes, de enorme magnitud. También los diferentes carteles simbolizaban los sentimientos encontrados por los madrileños frente a la guerra y eran utilizados como una “promoción cultural”, similar a la transmisión de ideas con respecto a la política. En “Las bicicletas son para el verano” la propaganda política es llevada a cabo para unir a un pueblo a punto de enfrentar una de las guerras más importantes de España, y para lograr esto se difunden los mensajes por parte del frente antifascista hacia la población mediante este recurso comunicativo tan importante, el “cartelismo”.

En síntesis, la “cartelería” o el “cartelismo” son fundamentales en la guerra civil española porque emiten un mensaje de unión a la población, lo que inspira confianza y fuerza colectiva al momento de lidiar con los fascistas. Conjuntamente, es un instrumento para transmitir ideas políticas, y los sentimientos de la población madrileña a medida que transcurre tan brutal hecho. Sin embargo, el “cartelismo” también es utilizado con propósitos de pelea ya que da instrucciones de guerra en las distintas localidades de Madrid, y se podría decir que inculca en los pobladores sentimientos de ira y agresividad, pero si se mira el contexto, este método de propaganda se puede considerar aceptable con respecto a las medidas de guerra. Por lo cual, el “cartelismo” tiene diferentes usos, y en “Las bicicletas son para el verano” retrata los sentimientos de guerra como los personales, y también expresa la determinación de la población al momento de afrontar la guerra, a los fascistas.

Para acceder a más información y contenido acerca de la obra haga click aquíhttps://www.uhu.es/cine.educacion/cineyeducacion/historia_guerracivil_bicicletas.htm Para acceder a carteles de propaganda durante la guerra civil española haga click aquí http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-44782006000200005

Other Languages