Las Reinas de Amarna | kiya "hemet mererty aat" la amada gran esposa

Kiya "hemet mererty aat" la Amada Gran Esposa

Los rastros de Kiya son difusos de seguir, básicamente por dos motivos: por ser parte de la “herejía de Amarna” y maldiciones a su memoria deliberadamente ejecutadas quizás como parte de las rencillas internas tan habituales en la corte. Todas las suposiciones apuntan a que su elevación del anonimato se debe al haber dado a luz a un heredero varón de Ajenatón.

Imagen de Kiya besando a una princesa.[5]

Su elevación y caída en el olvido son rápidas. Existen relieves mostrándola junto con una hija, también otros relieves que fueron deliberadamente trabajados para borrar el nombre de Kiya para poner en su lugar a Meketatón, la hija de Nefertiti que, aproximadamente durante el año 14º, asume la función de Gran Esposa Real junto a su padre Ajenatón, cumpliendo no solo los roles ritualistas del culto sino también las funciones políticas.

Otra vez, los indicios que sostienen la imagen de Kiya, son nuevamente las etiquetas encontradas en los jarrones que contenían vino, cerveza, miel, etc. En ellas, las inscripciones hacen referencia a Kiya como “la Casa de la Favorita”. De las etiquetas se basan en dos fechas determinadas del año 6º y 11º del reinado de Ajenatón.

Sus posibles orígenes

El nombre de Kiya es observado como una forma abreviada o diminutivo de un nombre más completo y elaborado. Algunos eruditos ven en este razonamiento una conexión con las princesas extranjeras que estaban en el harén real de Ajenatón, el cual fue heredado de su padre, el faraón Amenhotep III. Debe concentrarse en que estos lazos tienen un fundamento más acorde a la política internacional que a una costumbre dada, considerando que ambas princesas del reino de Mitani eran el símbolo de una alianza entre las "Dos Tierras" (Egipto) y dicho reino asiático.

Vaso canopo para Kiya[6]

En consecuencia, el nombre de Kiya ha sido visto por algunos como una contracción de los nombre sean de Gilukhipa o Tadukhipa. La primera entonces, caería fuera de hipótesis, considerando que fue casada con Amenofis III durante el décimo año de reinado de dicho faraón, convirtiéndola en una persona de mucha edad para ser dadora de hijos de Ajenatón. La segunda, Tadukhipa parecería ser la más probable.

También, el nombre Kiya pueda ser originario de Egipto y no de origen asiático, algunos piensan que su nombre deriva de la raíz egipcia ky.

La Favorita “Ta shepset”

Cualquiera sea su origen, fue referenciada con el título “La Favorita”, y su nombre no estuvo encerrada en ningún cartucho hasta el momento; tampoco fue titulada como “Principal Esposa” o “Gran Esposa” o como “Heredera o Dadora de Herederos”, sino con el epíteto simple de “La gran amada”.

Su preferencia es fácilmente deducible por saber hoy en día que fue enterrada originalmente en la tumba real construida inicialmente para la familia real en las afueras de la misma ciudad de Amarna.

Los restos de la tumba, hablan que el entierro de Kiya fue opulento y bien provisto, en una cámara acondicionada especialmente para recibirla dentro de la tumba de la familia real. Adicionalmente se encuentran rastros de Kiya en algunos restos de edificios de Ajetatón, en capillas, tales como el templo “Maru-Atón” en dicha ciudad.

Ataúd encontrado en la tumba KV55.[7]

Las menciones a Kiya van desapareciendo gradualmente después del año 14º a 16º del reinado de Ajenatón, quien en sus años finales toma como Gran Esposa Real a su hija Meritatón, quien usurpó muchas de las imágenes de Kiya borrando su mención para colocar la suya, restos encontrados no solo en Amarna sino también en Hermópolis.

Legado

La mayoría de la iconografía del período hace referencia a una imagen central femenina quien no es otra que Nefertiti, al final del reinado aparece su hija Meritatón, pero estas imágenes no ocultan que Ajenatón tenía bastantes esposas de su harén real, datos que no vienen de las imágenes “oficiales” sino muchas veces de la correspondencia diplomática.

La hipótesis más consistente alrededor de Kiya se centra en que su preeminencia sobre el resto de las esposas del harén debe haber sido puramente de encanto personal, junto con un condicionante político, el cual pudo ser haber dado una descendencia masculina a la casa reinante, sea a través de los príncipes Semenejkara o Tutankamón.

Sobre los hallazgos en la tumba KV55, existieron variados rastros, los cuales muchos los han vinculado a Kiya. La imagen más comúnmente mantenida de Kiya es un vaso canopo con la tapa esculpida de una mujer portando una peluca nubia, muy común y de moda para la época de Amarna entre las cortesanas.

El ataúd encontrado en KV55 en su forma original tiene una peluca nubia en su cabeza, y se piensa que fue originalmente ideado no solo el ataúd sino también los vasos canopos como un todo homogéneo.

En este punto, es necesario aclarar que el ataúd de KV55 contenía una momia de sexo masculino, estando en debate si era Semenejkara o Ajenatón mismo, y por lo tanto no de Kiya, quien nunca es retratada portando uraeus, ni cartuchos reales.

El ataúd mismo, si bien es claramente con peluca, se observa que después se le agregó no solo el uraeus sino también la barba real, haciendo entonces de un ataúd hecho originalmente para Kiya, quien fue reutilizado para una momia real, cuando se hizo el traslado de la corte de Amarna hacia Tebas, lo que implicó también el traslado del cementerio real de Amarna a Tebas ante el temor de los saqueos de tumbas. Dicho traslado muy probablemente se llevó a cabo durante el reinado de Tutankamón.

Other Languages