Kanji | aprendizaje

Aprendizaje

El conocimiento de un gran número de kanjis es un símbolo cultural y de erudición; los profesores de literatura llegan a conocer hasta diez mil kanjis. En las publicaciones oficiales, los kanjis no oficiales deben ir acompañados de una guía de lectura, que son pequeños caracteres en hiragana o katakana, ya sea en la parte superior en el caso de la escritura de tipo occidental o en el costado derecho en la escritura oriental. Esta práctica se conoce como furigana.

El estudio de los kanjis requiere esfuerzo y práctica constante, pues para cada kanji hay que memorizar:

  • Los trazos: Para cada kanji, el orden y la manera de realizar los trazos es importante, así como saber el número de trazos e identificar el radical del kanji. Esto es de ayuda cuando se utiliza un diccionario de caracteres chinos (漢和辞典 kanwa jiten ?).
  • Las lecturas o pronunciaciones: Ya se ha mencionado que existen dos tipos de lectura, on-yomi y kun-yomi, lo cual no implica que sólo se trate de dos lecturas, ya que pueden existir varias más. Hay incluso casos en los que existen más de 20 lecturas diferentes.
  • El significado: Este punto es muy importante, puesto que cuando escribimos una palabra japonesa, el sentido de la misma implica el uso de un determinado kanji (o grupo de kanjis) para expresar esa idea. Por ejemplo, para la sílaba sha existen varias opciones, entre ellas: 者, 社, y 車. Sin embargo, sólo una de éstas es correcta en cada una las siguientes palabras: isha (doctor), kaisha (empresa) y jitensha (bicicleta).

Solo tras haber estudiado o bien buscado en el diccionario, sabremos que la manera correcta de escribir estas tres palabras es

Empresa (会社 kai sha ?)
Bicicleta (自転車 ji ten sha ?)
Doctor (医者 i sha ?)

En efecto, aunque las tres palabras contienen la sílaba sha, que fonéticamente es idéntica, en el momento de escribirla y sabiendo el significado de la palabra es posible determinar el uso del kanji adecuado.

Asimismo, el número relativamente limitado de sílabas en el sistema fonético japonés hace que este sea un idioma rico en homófonos, palabras cuya pronunciación es la misma pero con diferente significado. En una conversación, dicho significado se deduce del contexto, pero al leer, los kanjis son aún más útiles para discernir el verdadero significado. Por ejemplo, せいこう (seikou), que puede significar éxito (成功), siderurgia (製鋼) o acto sexual (性交), entre otros, dependiendo del kanji que se utilice.

Other Languages
Afrikaans: Kanji
العربية: كانجي
অসমীয়া: কাঞ্জি
asturianu: Kanji
azərbaycanca: Kanci
žemaitėška: Kandžė
беларуская: Кандзі
български: Канджи
Bahasa Banjar: Kanji
বাংলা: কাঞ্জি
català: Kanji
Cebuano: Kanji
کوردی: کانجی
čeština: Kandži
Cymraeg: Kanji
dansk: Kanji
Deutsch: Kanji
English: Kanji
eesti: Kanji
euskara: Kanji
فارسی: کانجی
suomi: Kanji
français: Kanji
galego: Kanji
Gaelg: Kanji
עברית: קאנג'י
हिन्दी: कानजी
hrvatski: Kanji
magyar: Kandzsi
interlingua: Kanji
Bahasa Indonesia: Kanji
íslenska: Kanji
italiano: Kanji
Basa Jawa: Kanji
ភាសាខ្មែរ: កាន់ជិ
Latina: Kanji
Lëtzebuergesch: Kanji
lietuvių: Kandži
latviešu: Kandži
Malagasy: Kanji
македонски: Канџи
Bahasa Melayu: Tulisan Kanji
Nāhuatl: Kanji
Nederlands: Kanji
norsk nynorsk: Kanji
norsk: Kanji
occitan: Kanji
ਪੰਜਾਬੀ: ਕਾਂਜੀ (ਲਿਪੀ)
Papiamentu: Kanji
polski: Kanji
português: Kanji
română: Kanji
русский: Кандзи
Scots: Kanji
Simple English: Kanji
slovenčina: Kandži
slovenščina: Kandži
српски / srpski: Канџи
Basa Sunda: Kanji
svenska: Kanji
ไทย: คันจิ
Tagalog: Kanji
Türkçe: Kanji
українська: Ієрогліфи (Японія)
اردو: کانجی
Tiếng Việt: Kanji
ייִדיש: קאנדזשי
中文: 日本汉字
Bân-lâm-gú: Ji̍t-pún Hàn-jī
粵語: 和製漢字