John Holland | en agincourt

En Agincourt

Tras la ejecución de su padre, se ofreció al joven Holland salvar su vida, para lo cual debía someterse a la autoridad de su primo Enrique V, que en 1415 lo llamó como ayudante y confidente y lo llevó consigo a la campaña de Francia. Holland contribuyó al esfuerzo de guerra con lo poco que poseía: llevó al continente 20 hombres de armas (que podían combatir como infantes o caballeros montados) y 60 arqueros a pie.

Llegada la flota inglesa a la desembocadura del Sena, Enrique V ordenó sitiar y capturar la fortaleza de Honfleur, que dominaba el estuario y era necesario erradicar a fin de recibir suministros por allí y poder escapar del país si la suerte se volvía adversa.

El 15 de septiembre de 1415, luego de un extenuante sitio y asedio, donde menudeó el fuego graneado de artillería contra las murallas de la ciudad fortificada, Holland consiguió capturar el bastión principal de Honfleur y abrir una brecha en las defensas, sellando así la suerte de la ciudad, que, tras violentos combates, se rindió el día 23 tras cinco semanas de hambre y sed.

Como todo el ejército inglés, tanto Holland (que a la sazón contaba solo 20 años de edad) como los hombres a su mando sufrieron la terrible epidemia de disentería que llevó a miles de nobles y plebeyos a la tumba. Tanto así, que de sus 20 hombres de armas solo 16 llegaron por su propio pie al campo de batalla de Agincourt y de sus 60 arqueros 35 sucumbieron en el sitio. Sin embargo, Juan sobrevivió a la batalla, celebrada el 25 de octubre y que resultó crucial para esa etapa de la guerra de los Cien Años.

Other Languages