Francisco de Villagra | exilio en lima

Exilio en Lima

Cuando triunfaba en Peteroa llegó el nuevo gobernador designado por el virrey Andrés Hurtado de Mendoza, quien era nada menos que su hijo García Hurtado de Mendoza. Una de las primeras acciones del nuevo gobernador fue tomar presos a Aguirre y a Villagra, a pesar de que se habían portado muy corteses ante él.

Al abordar el barco que los llevaría al Perú, la leyenda pone en la boca de Villagra las siguientes palabras:

Mire vuestra merced, señor general, lo que son las cosas del mundo, que ayer no cabíamos los dos en un reino tan grande y que hoy nos hace don García caber en una tabla.

Atribuida a Francisco de Villagra

Enviado a Lima para ser sometido a juicio por su actuación, la sentencia le fue favorable y se ganó la confianza de muchos, que veían en su detención un acto de arbitrariedad del hijo del virrey.

Años después, fue nombrado por el rey sucesor de Hurtado de Mendoza, cargo que empezó a cumplir desde 1561.

Other Languages