Cavidad abdominal | importancia clínica

Importancia clínica

Ascitis

Cuándo se acumula líquido en la cavidad abdominal se denomina ascitis. Esto no es normalmente detectable hasta que se acumula suficiente líquido como para hinchar el abdomen. La acumulación de líquido causará presión en las vísceras, venas, y en la cavidad torácica. El tratamiento se dirige a la causa de la acumulación de líquido. Un método es disminuir la presión de la vena porta, especialmente útil en el tratamiento de cirrosis. La Chylous ascitis se cura más si el vaso linfático implicado está cerrado. Un fallo cardíaco puede causar ascitis periódicas.[1]

Inflamación

Otro trastorno se llama peritonitis, el cuál normalmente acompaña procesos inflamatorios en otro lugar. Puede estar causado por daño a un órgano, o por una contusión a la pared abdominal desde el exterior o por intervención quirúrgica. Puede ser introducido a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático. El origen más común es el aparato digestivo. La Peritonitis puede ser aguda o crónica, generalizada, o localizada, y puede tener un origen u orígenes múltiples. El omento puede ayudar a controlar la expansión de la infección; aun así sin tratamiento, la infección se extenderá a través de la cavidad. Se puede formar un absceso como reacción secundaria a una infección. Los antibióticos se han convertido en una herramienta importante en la lucha contra los abscesos; aun así se requiere también de un drenaje externo.[1]

Other Languages
Afrikaans: Buikholte
العربية: جوف البطن
беларуская: Брушная поласць
brezhoneg: Kavenn ar c'hof
کوردی: سکەکەلێن
čeština: Dutina břišní
Deutsch: Bauchhöhle
eesti: Kõhuõõs
Võro: Kõtukuup
Bahasa Indonesia: Rongga abdominal
日本語: 腹腔
한국어: 복강
Limburgs: Boekhäöldje
lietuvių: Pilvo ertmė
latviešu: Vēdera dobums
Nederlands: Buikholte
português: Cavidade abdominal
chiShona: Harwe
українська: Черевна порожнина