Campo de Gibraltar | historia

Historia

Prehistoria

En el Campo de Gibraltar han aparecido yacimientos arqueológicos relacionados con el paleolítico inferior en casi todos los términos municipales, aunque destacan los yacimientos del río Palmones tanto en Los Barrios como en Algeciras, que han dado gran cantidad de materiales líticos. El llamado arte sureño es un conjunto de pinturas rupestres datadas en diferentes épocas desde el paleolítico hasta la edad del bronce y agrupadas por el mismo patrón de asentamiento. Existen en el Campo de Gibraltar complejos funerarios de notable interés, como la necrópolis de los Algarbes, datada en el tercer milenio a. C. en Tarifa.

Edad antigua

El Campo de Gibraltar en el siglo I.

La zona fue habitada por los turdetanos. Aunque no se conservan asentamientos de la época, es posible que poblaciones turdetanas sean el origen de alguna de las ciudades del Campo. Un yacimiento de la época puede ser la Silla del Papa de Tarifa, construcción probablemente con función religiosa según los patrones observados en otros lugares. Se conoce la existencia de varios asentamientos púnicos de poca entidad a lo largo de la costa; sin duda la ciudad más importante de la época era Carteia, pujante ciudad de Cartago trasladada a la costa desde el cercano Cerro del Prado. Su historia se encuentra rodeada de mitología, siendo identificada aún en la antigüedad con Tartessos. La importancia de la ciudad continúa en época romana articulando toda la economía del círculo del estrecho y del Campo de Gibraltar. Así mantiene relaciones con las otras ciudades romanas de la región: Oba, Barbesula, Portus Albus, Iulia Traducta, Caetaria, Mellaria o Baelo Claudia, conectadas mediante la Vía Hercúlea.

La llegada de los pueblos bárbaros trajo el hundimiento de muchas de las ciudades de la zona. De ese modo, en 711 cuando los árabes arriban a Gibraltar, encuentran Carteia prácticamente despoblada. Un año antes Tarik había desembarcado en la Isla de Tarifa y capturado numeroso botín sin ningún tipo de resistencia.

Edad Media

El Campo de Gibraltar en el siglo XIII.

En la Edad Media el Campo de Gibraltar se articula principalmente en torno a tres ciudades Al-Yazirat Al-Hadra (Algeciras), Al-Yazirat Al-Tarif (Tarifa) y Ghebel Tarik (Gibraltar), aunque en el interior de la comarca existían otras ciudades como Samina o Qastalla correspondientes a las actuales Jimena de la Frontera y Castellar de la Frontera. La comarca formó la mayor parte del Taifa de Algeciras hasta que fue anexionada al antiguo Reino de Sevilla y posteriormente al Reino nazarí de Granada. Luego volvió a formar un reino independiente de la mano de los benimerines hasta la conquista de la capital por Alfonso XI. De esta época se conservan los castillos de Jimena, de Castellar Viejo y de Tarifa, así como parte del conjunto defensivo de Algeciras. También destaca la presencia de numerosas torres almenaras en toda la costa que advertían de la llegada de piratas o de flotas enemigas tanto por mar como por tierra.

Tras la reconquista, algunas partes de él estuvieron bajo la jurisdicción señorial de la Casa de Medina-Sidonia, propietaria del efímero Marquesado de Gibraltar y de la Casa del Duque de Alburquerque, que poseía Jimena, que le fue arrebatada por la Casa de Medina-Sidonia.

Edad Moderna

El Campo de Gibraltar en el siglo XX.

Los municipios de La Línea de la Concepción, San Roque y Los Barrios nacieron como consecuencia de la toma de la ciudad de Gibraltar en 1704 por una flota anglo-holandesa, mientras que la ciudad de Algeciras resurgió como consecuencia de este hecho, después de haber sido destruida completamente por los árabes en 1379. Tras la toma de Gibraltar, el gobierno de España ve la necesidad de ordenar las nuevas poblaciones que aparecían en el Campo. Así uno de los proyectos presentados, y nunca ejecutado, en 1720 por el Mariscal de Campo y gobernador de Tarifa Bartolomé Porro pretende crear una nueva provincia denominada Provincia Final en la actual comarca y abarcando los términos municipales de Gibraltar, las Algeciras (actuales Algeciras, San Roque, Los Barrios y La Línea), Tarifa y Bolonia con capitalidad en una población llamada Final. Según apuntan diversos historiadores, la idea de Porro era refundar la provincia de Finale, recién vendida por la Corona de España a la República de Génova con la fundación de nuevas ciudades denominadas como las de aquella.[20]​ En la comarca se vivieron durante el siglo XVIII los Sitios de Gibraltar, intentos infructuosos de España por conquistar la ciudad del peñón y que marcaron las relaciones de las ciudades del Campo con Gibraltar durante siglos; de estos enfrentamientos y los posteriores con el Reino Unido se conservan multidud de fortificaciones, muchas de ellas en muy buen estado de conservación, como las existentes en La Línea de la Concepción. Durante el siglo XVIII se produce la independencia de las ciudades de la bahía. Así se forman San Roque, Los Barrios y Algeciras, y algo más tarde La Línea. En el interior se encuentran desde la Edad Media Jimena de la Frontera y Castellar de la Frontera; igual que en la costa del estrecho ocurre con Tarifa. Estas ciudades serán las que entren en el siglo XX y vean cómo el proceso de industrialización, llevado a cabo en los años sesenta, convierte a la comarca en una de las regiones de mayor crecimiento de la región andaluza.

Other Languages