Batalla de las Ardenas | controversia en el alto mando

Controversia en el alto mando

Mariscal de campo Montgomery
El general Eisenhower

Conforme se fue desarrollando la crisis de las Ardenas, Montgomery asumió el mando de dos ejércitos estadounidenses, el Primero y el Noveno (que, hasta entonces, estaban bajo el mando de Bradley). Este cambio operativo en el mando fue aprobado por Eisenhower, puesto que los ejércitos septentrionales habían perdido toda comunicación con Bradley, que tenía su base en Luxemburgo.[81]

Debido al bloqueo de noticias impuesta desde el 16, el resto del mundo no supo esto hasta que al final SHAEF hizo un anuncio público dejando claro que el cambio en el mando no "tenía nada que ver con fracaso por parte de los tres generales estadounidenses".[82]​ El resultado fueron titulares en los periódicos británicos. La historia también apareció en Stars and Stripes y por vez primera se mencionó la contribución británica a la lucha.

Montogomery pidió a Churchill dar una conferencia de prensa para explicar la situación. Aunque parte de su personal se preocupó por la imagen que iba a ofrecer, la conferencia había sido despejada por Alan Brooke, el CIGS, quien era posiblemente la única persona a la que Monty escucharía.

El mismo día de la orden de retirada de Hitler, 7 de enero, Montgomery celebró su rueda de prensa en Zonhoven.[83]​ Montgomery empezó reconociendo el «coraje y buena cualidad de lucha» de las tropas estadounidenses, caracterizando a un típico estadounidense como «un luchador muy valiente que tiene la tenacidad en batalla que hace de él un gran soldado», y siguió hablando sobre la necesidad de un trabajo de equipo aliado, y alabó a Eisenhower, afirmando, «El trabajo en equipo gana las batallas y ganar batallas es lo que gana las guerras. En nuestro equipo, el capitán es el general Ike».

Entonces Montgomery describió el curso de la batalla durante media hora. Al llegar al final de su discurso dijo que había «empleado todo el poder disponible del Grupo de Ejércitos británico; este poder fue puesta en juego muy gradualmente... Finalmente fue puesto en batalla con un estallido... de esta manera tienes la imagen de tropas británicas luchando a ambos lados de los estadounidenses que habían sufrido un gran golpe». Afirmó que él había «desviado... despedido... y... destrozado» a los alemanes. "«La batalla ha sido de lo más interesante, creo que posiblemente una de las batallas más interesantes y peliagudas que yo haya manejado nunca».[85]

A pesar de sus afirmaciones positivas sobre los soldados estadounidenses, la impresión general que Montgomery dio, al menos a oídos del liderazgo militar estadounidense, era que él se había llevado la parte del león del mérito por el éxito de la campaña, y había sido responsable de rescatar a los asediados estadounidenses. El flanco septentrional del frente había perdido toda comunicación, no solo con la estructura de mando estadounidense, sino también con las unidades adyacentes. Sin comunicación de radio o teléfono el general Montgomery logró improvisar un mando efectivo y sistema de control basado en aquellos "galopadores" de Wellington en la batalla de Waterloo.

Sus comentarios se interpretaron como autobombo, particularmente su pretensión de que cuando la situación "comenzó a deteriorarse," Eisenhower lo había puesto al mando en el norte. Patton y Eisenhower sintieron que ésta era una representación equivocada de la parte relativa que cada uno de los combatientes británicos y estadounidenses tuvo en las Ardenas (por cada soldado británico había 30 o 40 estadounidenses combatiendo), y de esta manera menospreciaba el papel interpretado por Bradley, Patton y otros comandantes estadounidenses. En el contexto de la bien conocida antipatía entre Patton y Montgomery, el fallo de Montgomery al no mencionar la contribución de ningún general estadounidense más que Eisenhower se vio como un insulto. De hecho, el general Bradley y sus comandantes estadounidenses ya estaban empezando su contraataque para cuando Montgomery recibió el mando del Primer y Noveno Ejércitos.[86]​ Centrándose exclusivamente en su propio generalato, Montgomery siguió diciendo que el pensaba que la contraofensiva había ido muy bien pero no explicó las razones de su retraso en el ataque del 3 de enero. Más tarde atribuyó esto a la necesidad de más tiempo para prepararse en el frente septentrional. Según Winston Churchill, el ataque desde el sur bajo Patton era constante pero lento e implicó muchas bajas, y Montgomery pretendía estar intentando evitar esta situación.

Montgomery posteriormente reconoció su error y más tarde escribió: "Creo ahora que nunca debí celebrar esa rueda de prensa. Los sentimientos contra mi por parte de los generales estadounidenses eran tan intensos que cualquier cosa que dijera iba a estar mal. Por lo tanto no tenía que haber dicho nada". Eisenhower comentó en sus propias memorias: "Dudo que Montgomery llegase a darse cuenta cuán resentidos estaban algunos generales estadounidenses. Creían que los había menospreciado —y no eran lentos a la hora de verbalizar su desdén y desprecio recíproco—".

Tanto Bradley como Patton amenazaron con dimitir a menos que se cambiara el mando de Montgomery. Eisenhower, animado por su ayudante británico Arthur Tedder, había decidido despedir a Montgomery. Sin embargo, la intervención del jefe de personal de Montgomery y Eisenhower, mayor general Freddie de Guingand, y el teniente general Walter Bedell Smith, convencieron a Eisenhower de que lo reconsiderase y permitiera que Montgomery se disculpara.

El comandante alemán del 5.º Ejército Panzer, Hasso von Manteuffel dijo del liderazgo de Montgomery:

Las operaciones del Primer Ejército estadounidense se habían vuelto una serie de acciones individuales de retención. La contribución de Montgomery a restaurar la situación fue que una serie de acciones aisladas se transformaron en una batalla coherente combatida de conformidad con un plan claro y definido. En cuanto a su rechazo a implicarse en contraataques prematuros y poco sistemáticos que habilitarían a los estadounidenses para reunir sus reservas y frustrar los intentos alemanes para extender su gran paso adelante.[87]

Other Languages
العربية: معركة الثغرة
تۆرکجه: آردن دؤیوشو
Bahasa Indonesia: Pertempuran Bulge
íslenska: Ardennasóknin
한국어: 벌지 전투
Lëtzebuergesch: Ardennenoffensiv
Bahasa Melayu: Pertempuran Bulge
norsk nynorsk: Ardennaroffensiven
srpskohrvatski / српскохрватски: Ardenska ofanziva
Simple English: Battle of the Bulge
slovenčina: Bitka o Ardeny
српски / srpski: Арденска битка