Batalla de Lircay | consecuencias

Consecuencias

Los partes oficiales disimularon las bajas de ambos bandos tratando de ocultar las altas pérdidas;[2]

Tras la batalla, Prieto pasó a someter las provincias de Coquimbo, Concepción y Chiloé, encontrando mayor resistencia en la primera, donde los liberales Pedro Uriarte y Benjamín Viel habían reunido a 600 soldados, aunque fueron definitivamente vencidos por el general conservador José Santiago Aldunate.[6]

Other Languages
Nederlands: Slag bij Lircay