Batalla de Guam (1944) | la batalla

La batalla

Mapa de la campaña de Guam.

Guam, rodeado por arrecifes, acantilados y fuerte oleaje, presenta serias dificultades para una invasión. El 21 de julio, los estadounidenses desembarcaron en ambos lados de la península de Orote, situada al oeste de Guam, con el objetivo de cortar el campo aéreo. La 3.ª División de Marines desembarcó en Asan, cerca de Agaña, al norte de Orote, a las 08:28, mientras que la 1.ª Brigada Provisional de Marines desembarcó cerca de Agat, al sur. La artillería japonesa hundió 20 AMTRACs, pero a las 09:00, los tanques lograron tomar tierra en ambas playas. La 77.ª División de Infantería tuvo un desembarco más difícil. Careciendo de vehículos anfibios, tuvo que llegar a tierra vadeando por el borde del arrecife, lugar donde fueron dejados por su barcaza de desembarco.

Al anochecer del 21 de julio, los estadounidenses establecieron cabezas de playa de casi 2 km de profundidad. Los japoneses contraatacaron a lo largo de los primeros días de la batalla, en su mayoría durante la noche, usando tácticas de infiltración. Varias veces penetraron las defensas estadounidenses y fueron obligados a retroceder con fuertes pérdidas de hombres y equipo. El teniente general Takeshi Takashima fue muerto el 28 de julio y el teniente general Hideyoshi Obata pasó a tomar el mando de los defensores.

La llegada de refuerzos y provisiones se presentó muy complicado para los estadounidenses los primeros días de la batalla. Los barcos de desembarco no podían llegar más allá del arrecife, a varios cientos de metros de la playa, y los vehículos anfibios eran escasos. Sin embargo, las dos cabezas de playa se unieron el 28 de julio y el campo aéreo de Orote y la bahía de Apra fueron capturados el 30 de julio.

Dos marines de los Estados Unidos plantan su bandera tras el desembarco en la isla.

Los contraataques japoneses alrededor de las cabezas de playa estadounidenses habían agotado a los defensores. A comienzos de agosto se estaban quedando sin comida y municiones, y habían quedado sólo un puñado de tanques. Obata retiró a sus tropas del sur de la isla con la intención de resistir en la parte montañosa del centro de la isla. Pero con el reabastecimiento y refuerzos casi imposibles a causa del control estadounidense del mar y aire alrededor de Guam, no podía esperar nada más que retrasar la inevitable derrota por unos pocos días.

Tras un enfrentamiento en el monte Barrigada que duró del 2 al 4 de agosto, la línea japonesa colapsó y el resto de la batalla fue una persecución hacia el norte. Como en otras batallas de la Guerra del Pacífico, los japoneses rehusaron rendirse y casi todos perecieron.

Other Languages