Basilio I | emperador

Emperador

El Imperio bizantino en el 867, el primer año del reinado de Basilio.

Basilio inauguraba así una nueva era en la historia del Imperio, que se asocia tradicionalmente con la nueva dinastía que acababa de fundar: la dinastía macedónica. Se trató de un periodo de expansión territorial durante el cual el Imperio se convirtió en la mayor potencia de la Europa del momento.

A causa del extenso trabajo legislativo que Basilio llevó a cabo, que consistió en la recuperación y puesta al día de la compilación de Justiniano I, se le suele conocer como el «segundo Justiniano». Las leyes fueron compiladas en la Basilika, que comprendían sesenta libros, y además se prepararon ciertos manuales jurídicos menores llamados Prochiron y Eisagoge. León VI completaría esta compilación legislativa. Por otra parte, la administración fiscal de Basilio resultó ser bastante prudente.

Su política eclesiástica destacó por las buenas relaciones con la Iglesia católica de Roma. Uno de sus primeras medidas consistió en enviar al exilio al patriarca de Constantinopla Focio, restaurando al patriarca Ignacio I, cuyos derechos contaban con el apoyo del papa Adriano II.[3]​ Sin embargo, Basilio no tenía la intención de someterse a Roma más allá de cierta medida. La decisión del zar búlgaro Boris I de Bulgaria de someter a la nueva iglesia búlgara a la jurisdicción de Constantinopla supuso un gran golpe para Roma, que pretendía hacerse con su control. En 877 Focio volvió al patriarcado, y se produjo una cierta ruptura, aunque no formal, con la Iglesia católica. Sería un hito más en la serie de conflictos que llevaron al Cisma de Oriente que dio lugar a la separación de las Iglesias católica y ortodoxa.

Su reinado estuvo marcado por una conflictiva guerra con los herejes bogomilos, heredada de su predecesor. Se recuperó Chipre, pero sólo se pudo mantener durante siete años; también se reconquistó Bari y gran parte de Calabria, aunque se perdió Siracusa en Sicilia. Los éxitos militares en Italia abrieron un nuevo periodo de dominación bizantina en dicha península. Pero, por encima de todo, los bizantinos fueron de nuevo señores del Mediterráneo y especialmente del Adriático.

Basilio reinó durante diecinueve años. Su muerte, el 29 de agosto de 886, se debió a unas fiebres contraídas tras un grave accidente de caza.

Other Languages
Alemannisch: Basileios I.
aragonés: Basilio I
العربية: باسل الأول
čeština: Basileios I.
Deutsch: Basileios I.
Ελληνικά: Βασίλειος Α΄
English: Basil I
Esperanto: Bazilo la 1-a
français: Basile Ier
galego: Basilio I
Bahasa Indonesia: Basileios I Makedonia
Nederlands: Basileios I
Scots: Basil I
srpskohrvatski / српскохрватски: Vasilije I Makedonac
slovenčina: Bazil I.
slovenščina: Bazilij I. Makedonec
svenska: Basileios I
Türkçe: I. Basileios
oʻzbekcha/ўзбекча: Vasiliy 1Maqduniy
Tiếng Việt: Basileios I