Barco de pasajeros | controles de seguridad

Controles de seguridad

Los buques de pasajeros, está sujetos a los dos principales requerimientos de la Organización Marítima Internacional: realizar simulacros de emergencia de los pasajeros (...) dentro de las 24 horas después de su embarque y ser capaces de realizar un completo abandono del buque, dentro de un plazo de 30 minutos desde el momento en que la señal de abandono de la nave es dada.[11]

Consideraciones de diseño

Los buques de pasajeros sin generadores de respaldo pueden sufrir un problema sustancial debido a la falta de agua, refrigeración y sistemas de desagüe en el caso de la pérdida de los motores principales o los generadores debido a un incendio u otra emergencia. En dicho caso, la energía tampoco estaría disponible para que la tripulación de la nave pudiera operar los mecanismos impulsados eléctricamente. La falta de un adecuado sistema de respaldo para propulsar el barco, en los mares agitados, pueden hacer que vaya a la deriva y resultar en la pérdida de la nave.[13]

Desde el 1 de octubre de 2010, el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida humana en el Mar (SOLAS) requiere que los barcos de pasajeros que operan en aguas internacionales deben ser construidos o mejorados para excluir los materiales combustibles. Se cree que algunos de los propietarios y operadores de buques construidos antes de 1980, que necesitan actualizar o retirar sus barcos del servicio, serán incapaces de ajustarse a la normativa.[13]

Medidas de seguridad externa

La Patrulla Internacional del Hielo se formó en 1914 tras el hundimiento del RMS Titanic para abordar el peligro que afrontaban los buques de pasajeros de colisión con un iceberg.

Other Languages