Barbastro | feria y fiestas

Feria y fiestas

Historia

A la ciudad de Barbastro, a lo largo de su historia, se le han concedido varias ferias; por el estudio de un documento del año 1732 depositado en el Archivo Municipal de Barbastro sabemos que la ciudad celebraba la feria de San Marcos Evangelista, que había sido concedida por Privilegio del rey Alonso de Aragón y que duraba siete días antes de la festividad del santo y siete después.

Otra era la feria de San Bartolomé que comenzaba quince días antes de la celebración del santo y continuaba quince días después; esta feria fue concedida por un Privilegio Real de Pedro IV de Aragón, dado en Zaragoza el 24 de junio de 1361, ratificado por el Justicia Mayor del Reino de Aragón el 30 de agosto de 1555 y posteriormente, el 23 de enero de 1672.

El 3 de noviembre de 1371, en la Villa de Caspe, el rey Pedro IV otorgó un Privilegio a la ciudad de Barbastro para celebrar una feria que durase quince días y que comenzaba el día de Nuestra Señora de Agosto.

También concedió el rey Carlos II, en las Cortes Generales de Zaragoza de 1678, un Privilegio para celebrar feria-mercado el día 1 y 15 de cada mes, sin que se extendiese a otros. La feria de Santo Tomás Apóstol se venía celebrando desde tiempo inmemorial.

Pero la que más nos interesa es la de Nuestra Señora de la Candelaria, concedida por un Privilegio de la “Serenísima Señora Doña Germana de Foix”, esposa del rey Fernando el Católico, en las Cortes celebradas en la Villa de Monzón el 22 de septiembre de 1512. La feria comenzaba doce días antes de la festividad de Ntra. Sra. y continuaba por espacio de otros doce días, vendiéndose en ella hierro labrado y quincalla, ampliándose posteriormente a otros géneros.

La feria de la Candelera se ubicaba en el cuartón de “dentromuro”, en la plaza del Entremuro o de la Candelera y calles adyacentes. Cobró tal auge que en un momento determinado las autoridades municipales decidieron cambiar su localización, buscando un sitio más amplio, por lo que en el año 1813 se publicó un bando para que la feria se celebrase “debajo del Coso y Rioancho y los cerdos se pusiesen en la Plaza Rastro”, mandándose iluminar las ventanas de las casas para el paso de la retreta que se celebraba el último día.

Pero no solo fue especial la Feria de la Candelera del año 1813 por su nueva ubicación sino porque además coincidió con el acto oficial de la jura de la Constitución política de la Monarquía Española que había sido proclamada en Cádiz el 19 de marzo de 1812, pero al estar Barbastro ocupado por los franceses, el juramento no pudo efectuarse hasta 1813. La vigencia de esta constitución fue breve, ya que a finales de mayo del año siguiente y por orden expresa del rey Fernando VII se quemó el único cuadernillo que de ella había en la ciudad, en un acto público celebrado en la Plaza del Mercado, tal como describe el Libro Gestis de la Ciudad:

Aquí no se había hecho sino publicar la constitución en la forma y modo que queda dicho, ni había mas monumento que el exemplar de la misma depositado en las casas Consistoriales de las que fue extraído y conducido al Mercado donde fue entregado â las llamas por el Corredor de la Ciudad, y se reduxo â cenizas entre las execraciones del Pueblo que al mismo tiempo aclamaba â su Soberano”.

Libro Gestis de la Ciudad

La feria de la Candelera ha sido la única que ha conservado su carácter mercantil, ya que la feria de septiembre, que eran fundamentalmente de ganado, se ha convertido en las fiestas patronales, perdiendo totalmente su carácter comercial.

Gigantes y cabezudos de Barbastro

La noticia más antigua recogida sobre gigantes en Barbastro data del año 1757 en que se celebró la festividad de San Ramón con tres días de fiesta y el día del santo hubo un acto religioso en la Catedral al que acudió en pleno el Ayuntamiento con clarines, timbales; los oficios con sus banderas y los gigantes.

La siguiente noticia es del 11 de noviembre de 1759, en que se celebró la proclamación de Carlos III. Sería precisamente este rey quien por una Real Cédula de 1780 prohibió que participasen en las procesiones gigantes, gigantillos, tarascas o danzantes «por mor de la decencia».

Los cabezudos son nombrados por primera vez en la coronación de Carlos IV, con tal motivo se decretaron como festivos los días 13, 14 y 15 de septiembre de 1789. Para estos tres días de fiesta se contrataron a los músicos de Tamarite y a los de la Catedral, incluso se acuñó moneda de plata con las armas de la ciudad en el anverso y las del reino en el reverso, que se arrojaron en los tres desfiles que se celebraron en los que participaron tres carros triunfales.

A comienzos del siglo XIX y en plena ocupación francesa de Barbastro, con motivo de la toma de Tortosa en 1811, el Corregidor Pedro Guerrier celebró el acontecimiento con tres días de fiesta (8, 9 y 10 de enero). Por la ciudad desfiló una comitiva con un carro triunfal, pirámides y la comparsa de gigantes y cabezudos.

Por supuesto, de estas comparsas iniciales no han quedado datos de su aspecto ni de su composición y la primera imagen de la que tenemos constancia es de la comparsa fotografiada por Manuel Gallifa, en una fecha indeterminada entre finales del siglo XIX y principios del XX, en donde se ve a la comparsa en las proximidades de la Estación del Ferrocarril y que está compuesta por una serie de cabezudos vestidos con frac, un par de cabezudos grandes (una Forana y un boticario), varios gigantillos y dos gigantes que representan al rey ya una dama tocada con mantilla y con abanico en la mano.

Era costumbre que la ciudad alquilase dos cabezudos que representaban a dos baturros que venían en tren a pasar las fiestas a la ciudad, por lo que la comparsa de Barbastro acudía a la estación de ferrocarril a recibirlos y todos juntos regresaban al centro. De esta comparsa solo se han conservado los gigantes que podemos contemplar hoy en día como el rey y la reina.

En el año 1954, se realiza la compra de dos nuevos gigantes, los Reyes Católicos. La presentación de estos nuevos gigantes se efectuó en las fiestas de septiembre de ese mismo año, fiestas que tuvieron una especial relevancia ya que visitó la ciudad el tren del Centenario, reconstrucción, del que hizo el primer trayecto a Mataró y que fue recibido el día 5 de septiembre, entre otros, por la comparsa de gigantes y cabezudos, acompañada de la banda del Frente de Juventudes. Esta comparsa quedó inmortalizada junto a la puerta de la Catedral en una foto en la que se ve en primer término una colección de 21 cabezudos entre los que se puede apreciar la representación característica de los continentes con el Chino, el Indio o los negros, varios personajes de cuentos, «el Gordo y el Flaco», payasos o personajes de cómic como Popeye, y el famoso, limpiabotas «el Chato», cabezudo que acabó sus días bajo una gotera en el almacén de San Julián en donde estaban almacenados.

Aparte de los cabezudos tradicionales salen "Los Ferranqueros" propiedad de la peña Ferranca. Hay cuatro damas ferranqueras, aparte de las damas de honor de los diferentes barrios de Barbastro.

Fiestas locales

  • Feria de la Candelera: 2 de febrero. Desde 1512 se celebra la feria de la Candelera, que en sus inicios fue una feria ganadera, y gradualmente pasó a estar compuesta por gran cantidad de puestos de venta ambulante. En el año 2011 abarcó casi la totalidad de las principales calles de la ciudad.
  • Festival Vino del Somontano: Desde 1999 y durante la primera semana de agosto (de jueves a domingo), se celebra el 'Festival Vino del Somontano que cuenta con actuaciones de artistas de renombre nacional e internacional, así como una Muestra Gastronómica en la que la degustación de tapas elaboradas por los distintos establecimientos restauradores y hosteleros de la localidad se fusiona con los sublimes caldos de la Denominación de Origen Somontano.
  • Fiesta del Crespillo: Según la tradición, el 25 de marzo, fiesta de la Encarnación, se elaboraba este postre en las casas para propiciar el preñado de las oliveras. Los crespillos son un postre típico del Somontano de Barbastro que se prepara a partir de una hoja de borraja rebozada en una masa compuesta fundamentalmente por huevo, harina y azúcar.
Esta tradición ha sido potenciada en los últimos años, convirtiéndose en fiesta gastronómica, llevándola a la calle en medio de un gran ambiente popular, amenizada con música, que favorece la degustación gratuita de este delicioso postre.
  • Fiestas de San Ramón: 21 de junio. Fiesta menor y popular en torno al fuego. Se realizan hogueras la víspera en todos los barrios.
  • Fiestas de septiembre: Fiestas mayores en honor de la Natividad de Nuestra Señora, del 4 al 8 de septiembre. Se realizan pasacalles, Coso Blanco, corrida de toros, conciertos. Además de Interpeñas, para los más jóvenes donde se reúnen peñas de Barbastro como la Pómez y actuaciones de algunos artistas.
  • Romería al Santuario de Nuestra Señora del Pueyo: Romería popular al santuario que se realiza el primer lunes de Pascua. Misa y aperitivo para los asistentes.
  • Semana Santa: Declarada de Interés Turístico Nacional. Se compone de 7 cofradías: Descendimiento, Jesús atado a La columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Hermandad Santo Cristo de la Agonía y Nuestra Madre Dolorosa, Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad, San José, Nuestra Señora de la Merced,. La Semana Santa empieza con el pregón, el sábado anterior al Domingo de Ramos por la tarde, en la S.I.Catedral seguido de la gran exaltación de las secciones de instrumentos de las cofradías en la Plaza de Toros. Se celebran procesiones desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección a excepción del Lunes Santo y del Sábado Santo. El Domingo de Ramos por la mañana sale a las calles la procesión de "La entrada de Jesús en Jerusalén" con una nutrida presencia de niños, y por la tarde "La Caída" que recorre las calles del casco histórico de la ciudad. El Martes Santo la procesión de "La Piedad" o del "Sexto Dolor de la Virgen". El Miércoles Santo a las 22:00 horas es el turno de la procesión del "Santo Encuentro" y a las 23:59 horas de la procesión de "Los siete dolores". El Jueves Santo por la noche parten dos procesiones a la vez desde diferentes puntos de la ciudad, por un lado la procesión de "La Flagelación" desde la Iglesia de San Josemaría Escrivá y por otro la procesión de "El Prendimiento" desde el convento de las Madres Capuchinas. Ya el Viernes Santo, el día más importante de la Semana Santa de Barbastro, podemos disfrutar de 3 procesiones. A las 7 de la mañana la del "Vía Crucis", a las 12:30 la de las "Siete Palabras" y ya por la noche la procesión general del "Santo Entierro" de la que forman parte todas las Cofradías de la Ciudad. Las procesiones concluyen el Domingo de Resurrección con la procesión del "Encuentro Glorioso".

Premios Internacionales de Novela Ciudad y Poesía

Barbastro acoge desde hace casi medio siglo el Premio Internacional de Novela Corta Ciudad de Barbastro y el Premio Internacional de Poesía Hermanos Argensola. Premios que son considerados dos de los certámenes de novela corta y poesía más prestigiosos y consolidados de España. A lo largo de los años han contado entre sus ganadores a autores como Javier Tomeo, Eduardo Mendicutti, Fernando Marías Amondo, Luis Leante, Pablo Villafruela, Juan Carlos Méndez Guédez, Antonio Rabinad, Cristina Cerrada, Blanca Riestra y Juan Malpartida, en novela corta, y Luis de Blas, Carlos Alcorta, Luna de MIguel y Jordi Virallonga, entre los de poesía.

Other Languages
aragonés: Balbastro
العربية: بربشتر
تۆرکجه: بارباسترو
català: Barbastre
čeština: Barbastro
Deutsch: Barbastro
Ελληνικά: Μπαρμπάστρο
English: Barbastro
euskara: Barbastro
فارسی: بارباسترو
français: Barbastro
galego: Barbastro
magyar: Barbastro
Հայերեն: Բարբաստրո
italiano: Barbastro
lietuvių: Barbastras
Bahasa Melayu: Barbastro
Nederlands: Barbastro
occitan: Barbastre
Livvinkarjala: Balbastro
polski: Barbastro
português: Barbastro
română: Barbastro
русский: Барбастро
sardu: Barbastro
srpskohrvatski / српскохрватски: Barbastro
shqip: Barbastro
svenska: Barbastro
українська: Барбастро
oʻzbekcha/ўзбекча: Barbastro
Tiếng Việt: Barbastro
Winaray: Barbastro
Bân-lâm-gú: Barbastro