Arturo Meza | primera etapa: música ersal

Primera etapa: música ersal

La primera etapa de Meza como músico, de 1976 a 1984 es la de la realización de música con un fin místico y ceremonial. Una de sus mayores influencias es la obra de Josefa Rosalía Luque Álvarez, religiosa argentina quien a través de obras como «Orígenes de la Civilización Adámica» y «Arpas Eternas» narra la vida de los Kobdas y Abel en el primero y Jesús y los eseniosen el segundo. Arturo retomó algunos textos y los musicalizó, pero dicha influencia será un referente en toda su labor artística y personal venidera. Su estilo no puede encausarse totalmente en una sola corriente, ya que mediante sus conocimientos musicales y filosóficas busca y conduce a la relajación del ser. En esos años Meza realiza música como forma de introspección y buscando experiencias y estados metafísicos[4]​ (a dicho trabajo lo ha llamado música ersal, como sus obras Suite Koradi o In principio), pero ha preferido la realización de canciones para llevar su mensaje de una forma más abierta y fácilmente cognoscible. Uno de los principios de su pensamiento es la salvación del hombre y del género humano mediante el amor puro como energía única.

«Si te fijas en todas las cosas que hay en el planeta, existen por la vibración. Estamos en un mundo orgánico, un plasma donde todo vibra; desde la partícula más pequeña hasta el mineral y las ideas. Todo es vibración. Entonces todos los seres somos musicales. Concibo al universo esencialmente musical... me atrevo a decir que la música sostiene al universo».[5]

Arturo Meza en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.
Other Languages
English: Arturo Meza