Anillos de Poder | la suerte de los anillos de poder

La suerte de los Anillos de Poder

Una vez Celebrimbor descubre la verdadera identidad e intención de Annatar, corre en busca de consejo donde Galadriel, quien les pide a los Mírdain destruir los Anillos, pero son tan fuertes que ni siquiera sus creadores pueden destruirlos. Se dice que el fuego de los grandes Dragones es capaz de destruir a los Anillos de Poder, pero esto no se sabría hasta mucho después, cuando solo queda un dragón en la Tierra Media.

Es entonces cuando los herreros elfos, quienes mantenían muy buenas relaciones con los Enanos de Khazad-dûm, reparten siete de los Anillos de Poder a sus amigos enanos. Se presume que Narvi, el creador de la puerta occidental de Moria, tuviese uno de los Anillos de Poder. No es secreto tampoco que Durin VI tenía un anillo cuando despertó al Balrog. Este anillo, el último de los Siete, se cree que fue el origen del oro de Erebor, pero también fue la causa de las singulares desdichas padecidas por la Casa de Durin. Es posible que Thrór fuera trastornado por este anillo cuando intentó temerariamente reconquistar Moria. Algunos pensaban que el anillo pasó a poder de los Orcos de Moria luego del asesinato de Thror. Sin embargo, Thror se lo dio a su hijo Thrain antes de partir. Mucho después, cuando Thrain partió para Erebor en su esperanza de reconquistarla, los servidores de Sauron lo persiguieron y lo llevaron prisionero a Dol Guldur. De esa manera, Sauron lo recuperó y luego dio muerte al enano.

Había aún muchos anillos en la casa de los Mírdain, en Ost-in-Edhil, cuando Sauron se da cuenta de que Celebrimbor ha escapado de la fortaleza élfica con los tres anillos de los Elfos, así que marchó con una cólera negra hacia Eregion, asolándola y destruyéndola, y su objetivo era la casa de los Mírdain, donde se hizo con nueve anillos, los Nueve anillos que dio a los reyes de los hombres. Los Tres nunca los encontró.

La historia continúa contando menos de los Anillos de Poder, sin embargo podemos saber por los libros El Señor de los Anillos que:

  • Los Tres anillos élficos son los más poderosos de todos después del Único, y de los que más conocimiento se tiene: sus nombres eran Narya, Nenya y Vilya. Permanecieron ocultos bajo la custodia de los señores Elfos, pero no ociosos, hasta el final.

Estos anillos fueron utilizados para mantener la belleza de la Tierra Media de los Días Antiguos latente en la ya Arda Maculada, y de todos los anillos eran los que Sauron más deseaba. Los Tres fueron utilizados para curar las heridas causadas por el Único y Sauron nunca logró hacerse con ellos. Nunca logró dominar a los Elfos.

  • Los siete anillos que fueron entregados a los enanos fueron destruidos por los Dragones o robados, ya que los enanos nunca fueron completamente dominados por el Anillo Único. Sin embargo estos anillos causaron su decadencia en la Tercera Edad, con la pérdida de Moria y la Montaña Solitaria: al ser seducidos por la avaricia de metales preciosos causada por los anillos, los Señores Enanos despiertan poderes más grandes que ellos.
  • A los Hombres, quienes codiciaban más poder del que tenían y siempre estaban dispuestos a someterse, el Señor Oscuro les entregó nueve anillos, los cuales los terminaron convirtiendo en Espectros del Anillo, horrendos servidores de Sauron. Los anillos de los hombres los guarda Sauron después que éstos se convierten en Nazgûl.

Después de la derrota de Sauron y la destrucción del Único, los tres anillos de los Elfos, que son de los que tenemos conocimiento de su suerte, cruzan el mar con sus portadores, y finalmente pierden todos sus poderes. El resto de los anillos que permanecieron en la Tierra Media sufrieron la misma suerte, perdiendo todos sus poderes, al ser destruido el Anillo Único.

Other Languages