Anexo:Magia en Harry Potter | efectos sortílegos

Efectos sortílegos

Juramento Inquebrantable

El Juramento Inquebrantable es un acuerdo voluntario hecho entre dos brujas o magos. Debe realizarse con un testigo cerca, sosteniendo su varita en las manos enlazadas de las personas participantes del acuerdo para ligarlos con magia como una lengua de fuego. El Juramento no es literalmente 'inquebrantable' ya que la persona que lo acepta todavía puede fallar a su palabra, pero hacerlo causará la muerte instantánea. El Juramento Inquebrantable apareció por primera vez en el misterio del príncipe, en la cual Snape hizo la promesa a Narcisa Malfoy de proteger a Draco (con Bellatrix como testigo) ya que su hijo intentaba cumplir con la tarea del Señor Tenebroso, y de cumplir dicha tarea si algo evitara que Draco lo haga. Otro ejemplo en el misterio del príncipe se da cuando Ron le dice a Harry cómo trataron Fred y George de hacerlo comprometerse en un Juramento Inquebrantable, pero debido a la intervención de su padre, ellos no tuvieron éxito.

Priori Incantatem

Priori Incantatem, o el efecto de encantamiento invertido, es usado para detectar hechizos lanzados por una varita. Estos hechizos emergerán como réplicas fantasmales o humeantes en orden inverso, emergiendo el último hechizo primero. Ocurre por primera vez en el cáliz de fuego cuando la elfina doméstica Winky es encontrada sosteniendo la varita de Harry. El hechizo se usa para revelar que en realidad fue la varita de Harry la que invocó la Marca Tenebrosa. En Harry Potter y el misterio del príncipe, se revela que el Voldemort adolescente asesinó a su padre y abuelos usando la varita de su tío Morfin. Sabiendo eso, cuando sea examinada, la varita incriminaría a Morfin como el asesino. En las Reliquias de la Muerte, Harry temió que un hechizo Priori Incantatem fuera usado en la varita de Hermione luego de que los mortífagos la asieran. Esto revelaría que había roto accidentalmente la varita de Harry (con su varita) con un maleficio fallido y que ambos casi no escaparon de Voldemort antes. Como resultado, la protección de los núcleos compartidos se perdió y, peor aún, esto ahora sería sabido por Voldemort. Durante el duelo final entre Harry y Voldemort, el último menciona que sabe que la varita de Harry está destruida, insinuando que sí habían hecho el Priori Incantatem en la varita de Hermione, como ellos temían.

Forzar a dos varitas que comparten la fuente de sus núcleos a luchar puede también causar una forma más potente del Priori Incantatem. Las puntas de las dos varitas se conectarán, formando un 'hilo' de energía espeso y dorado, y los amos de las varitas se enfrentan en una batalla de voluntad. La varita del perdedor regurgitará sombras de hechizos que lanzó en orden inverso. Este fenómeno ocurrió durante el duelo entre Harry y Voldemot al final de el cáliz de fuego. Sus hechizos simultáneos (Harry lanzó un Expelliarmus, Voldemort un Avada Kedavra) provocaron los hilos, y como Voldemort perdió la batalla de voluntad, su varita regurgitó, en orden inverso, las sombras de los hechizos que había lanzado con ella —gritos de dolor de varias víctimas, ecos de la gente que su varita asesinó ( Cedric Diggory, Frank Bryce y Bertha Jorkins), así como los padres de Harry)—. Harry fue previamente informado por Ollivander que la varita de acebo que 'eligió' a Harry era la 'hermana' de una varita de tejo que «le causó esa cicatriz», aunque el significado de esto no fue discutido más tarde. Dumbledore más tarde le reveló a Harry que tanto su varita como la de Voldemort contenían una pluma de la cola del fénix mascota de Dumbledore, Fawkes.

Other Languages