Albert Boadella | trayectoria ideológica

Trayectoria ideológica

Boadella en 2015

Albert Boadella estuvo cercano en su primera juventud a posiciones catalanistas y, en general, a la izquierda antifranquista catalana, de la que fue un icono cultural (actuaba habitualmente junto a los integrantes de la nova cançó[cita requerida]), cuyo momento álgido fue el consejo de guerra que sufrió en 1977. Restaurada la Generalidad de Cataluña, y después de Operació Ubú que parodiaba a Jordi Pujol y que le enfrentó con el nacionalismo gobernante, se aproximó al PSC, por entonces en la oposición, aunque según confiesa en sus memorias más por buscar refugio ante los boicots del nacionalismo que por convicción.

A lo largo de su amplia trayectoria, con el común denominador de su defensa de la libertad y de su crítica al dogmatismo, ha realizado críticas furibundas al poder, fuese este del color que fuese: a Jordi Pujol, a Franco, a algunos obispos y a ERC, lo que le ha supuesto el odio de sectores aparentemente dispares, como la ultraderecha española, el independentismo catalán (de derechas y de izquierdas) y sectores del catolicismo.

Ha utilizado sus obras para hacer ácidas parodias a relevantes personajes de la cultura como Salvador Dalí, pero también para mostrar rendida admiración por otros como Josep Pla (en su Increíble historia del Dr. Floit & Mr. Pla). Todo ello le ha significado enemistades, tanto en el mundo teatral como sobre todo en el mundo institucional.

En la actualidad se opone de forma beligerante a la "deriva catalanista" que atribuye al PSC a raíz del Pacto del Tinell y de las políticas del socialismo catalán en los años que lleva al frente del gobierno autonómico. Fue uno de los intelectuales promotores de la plataforma cívica Ciutadans de Catalunya, de la que surgió el partido político Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía. En el segundo congreso de este partido fue partidario de la lista opositora a la presentada por Albert Rivera, y tras la victoria de este se ha alejado bastante del partido. Traspasó su apoyo claramente al nuevo partido Unión Progreso y Democracia, con planteamientos análogos a la asociación Ciutadans de Catalunya, llegando a participar en su acto de presentación. Pero en los últimos tiempos ha vuelto a apoyar en actos públicos al proyecto de Ciudadanos.

El 16 de enero del 2018 fue presentado como presidente en el exilio de Tabarnia, movimiento contrario a la independencia de Cataluña que utiliza la sátira pretendiendo separar las provincias de Tarragona y Barcelona del resto creando una hipotética 18ª comunidad autónoma.

Other Languages