Aeropuerto de Alicante-Elche | historia

Historia

Antecedentes

Aeródromo de Rabasa (Alicante).
Líneas Aéreas Latécoére (modelo de avión: Salmson 2A2).

Antes de construirse el aeropuerto actual, Alicante disponía de la Base Aérea de Rabasa, que se había creado con fines militares durante la Guerra Civil. Sin embargo, ésta fue utilizada por la aviación comercial de manera irregular y con bastantes dificultades debido a una serie de condiciones desfavorables (edificaciones muy próximas, accesos difíciles...). Pese a todo, este aeropuerto fue clasificado como aduanero y abierto al tráfico internacional por Orden de 26 de julio de 1951. El crecimiento del tráfico de pasajeros ya fue notable en los primeros años, pues pasó de 3.171 en 1951 a 8.552 en 1958.

Las instalaciones de Rabasa se mostraron muy pronto insuficientes como consecuencia de su incapacidad para el aterrizaje de grandes aeronaves y del potencial de tráfico derivado de la privilegiada situación de esta zona peninsular para el aprovechamiento turístico. Por ello, las compañías BEA e Iberia, británica y española, respectivamente, establecieron un servicio aéreo entre Londres y Valencia. La mayor parte de los turistas se dirigían en autobús desde Valencia a las costas alicantinas. Con motivo del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social fue aconsejable, por lo tanto, dotar a Alicante de un aeropuerto eminentemente turístico, ya que se consideró que dicha iniciativa llevaría consigo el establecimiento de líneas regulares, nacionales e internacionales, sin olvidar que la parte fundamental del tráfico se realizaría con carácter irregular en los denominados vuelos charter.

Estas perspectivas exigían condiciones e instalaciones que no se daban en la Base de Rabasa, cuya ampliación quedaba constreñida por su peculiar emplazamiento. Fue necesario buscar terrenos apropiados, con las características idóneas de relieve, vientos, nieblas, etc. para erigir un aeropuerto nuevo. Estas condiciones se encontraron en una llanura al sur de la ciudad de Alicante, junto al litoral, cerca de los núcleos ilicitanos de El Altet y Torrellano, es decir, en el mismo lugar donde estuvo emplazado el primer campo de vuelos exclusivamente civil que hubo en España, propiedad de la empresa francesa Lignes Aériennes Latécoère. Dicha compañía lo utilizaba como escala de sus correos con Dakar ( Senegal) a principios de la pasada centuria. Desde el año 1927 su uso corrió a cargo de la compañía Aeropostale, precursora de Air France, para los enlaces con Argelia.[9]

Inicios

Bendición del "Ciudad de Alicante" en 1969, El Altet.

El actual aeropuerto alicantino se abrió al tráfico el 4 de mayo de 1967 con instalaciones, infraestructura y equipos capaces para prestar servicio a un millón de pasajeros. Ese mismo día, aterriza el primer avión que procedía de Madrid, un Convair Metropolitan de la compañía Aviaco. La compañía Iberia se incorpora al tráfico del aeropuerto en el 1 abril de 1968 con sus líneas Alicante-Madrid y Alicante-Barcelona.

Desde su inauguración, ha supuesto la creación de un modelo turístico y de crecimiento para la Provincia de Alicante. Actualmente es la primera empresa de la provincia, generando 10.000 puestos de trabajo estables y otros 25.000 de forma indirecta.

La nueva torre de control durante su construcción.
Terminal Chárter inaugurada en 1972.
Ambas torres simultanearon el control aéreo durante los primeros meses, tras la inauguración de la nueva torre de control.

En el año 1971 se supera la capacidad que disponía el aeropuerto, con 1.250.554 pasajeros. El incremento del tráfico obligó a construir un nuevo edificio terminal en el año 1972. El nuevo edificio se utilizó en un principio, sólo para vuelos internacionales. La segunda fase se concluye en 1974, y se incorpora el tráfico nacional en marzo de 1975.

El crecimiento sostenido del tráfico hace posible alcanzar los dos millones de pasajeros en 1978, lo que obliga a reformar la terminal de pasajeros y ampliar el estacionamiento de aeronaves en 60.000 metros cuadrados. Por razones operativas, se amplía la pista hasta los 3.000 metros.

Desde 1968, el movimiento de pasajeros creció de forma enérgica y continuada, multiplicándose el tráfico por diez en veinte años, para alcanzar los 3.000.000 pasajeros/año en 1988.

En 1996 se llevó a cabo una profunda reforma, que permitió atender a los nueve millones de pasajeros anuales que utilizan sus instalaciones en un breve espacio de tiempo. Para el embarque se instalaron cinco pasarelas telescópicas, y se construyó un nuevo edificio de oficinas para compañías aéreas, centro de operaciones y área de negocios. También se amplió la capacidad del aparcamiento de vehículos, se construyó una nueva salida rápida hacia la cabecera 28 y se amplió la plataforma de aeronaves.[10]

Paralelamente a esta intensa reforma, se inauguró la nueva torre de control durante la primavera de 1996. Impedimentos de tipo técnico, aplazaron su operatividad con total normalidad hasta febrero de 1997. Durante nueve meses, se simultaneó el control aéreo entre ambas torres, contando con la antigua instalación como elemento auxiliar. La torre de control de El Altet se convirtió en el edificio más emblemático del aeropuerto de la provincia de Alicante, con un diseño vanguardista propio de los mejores aeropuertos de la Unión Europea.[11]

Presente

El constante crecimiento del tráfico aeroportuario, hizo necesario plantear una oferta de ampliación del Área Terminal de Alicante durante el año 2002, de la que fue adjudicataria la Unión Temporal de Empresas (UTE) GSG (GOP Oficina de Proyectos, SENER y GHESA), que se encargó de la documentación técnica y el diseño funcional de ésta.

A finales de noviembre del año 2004, AENA adjudicó la construcción de un área provisional de tratamiento de pasajeros (Terminal 2), para dar respuesta al continuo crecimiento del tráfico de pasajeros y operaciones. La construcción fue adjudicada a la UTE formada por las empresas Seop y Lubasa. Por otro lado se aprobó el expediente de la Nueva Área Terminal del aeropuerto de Alicante (NAT), donde se contemplan las actuaciones del proyecto.[12]

Seis meses después de aprobar el proyecto de la NAT -mayo de 2005-, Fomento adjudicó la construcción de ésta, a la UTE formada por Ecisa, Elecnor y Necso Entrecanales Cubiertas.[13]

Paralelamente al proyecto de la NAT, AENA adjudicó la ampliación de la plataforma y calle de rodaje del aeropuerto de Alicante -marzo de 2006-. Su construcción permitió ampliar la capacidad de la actual plataforma en al menos 15 puestos para estacionamiento de aeronaves.[14]

En enero de 2007, entró en funcionamiento la Terminal 2. Su finalidad consistía en atender el crecimiento de pasajeros, mientras se llevaban a cabo las obras de la NAT. Esta terminal auxiliar dispone de catorce mostradores de facturación, seis puertas de embarque (21-26) y dos cintas de recogida de equipajes.[15]

Durante el verano del año 2008, casi doce años después de la inauguración de la nueva torre de control del aeropuerto -febrero de 1997-, se levantó una estructura auxiliar de la misma altura, toda ella de hormigón armado, que queda unida por medio de dos pasarelas en diferentes cotas y sirve de salida de emergencia. Como objetivo secundario, sostiene el edificio para reducir el balanceo que sufre la parte más alta cuando sopla viento fuerte.[16]

De forma paralela a la construcción de la NAT y otros edificios aeroportuarios, el Ministerio de Fomento ha iniciado parte de los nuevos accesos al aeropuerto de Alicante con la construcción de una rotonda elevada durante los años 2009 y 2010 y ha sometido a información pública la duplicación de calzada de la actual N-338 -agosto de 2010-.[17]​ En 2010 el aeropuerto pasa a pertenecer a Aena Aeropuertos.

A finales de marzo de 2011 y tras más de cinco años de construcción, el aeropuerto de Alicante presencia uno de los hitos históricos que marcarán su futuro. El 23 de marzo de 2011, se inaugura el nuevo edificio terminal que cuenta con una capacidad máxima de 20 millones de pasajeros al año y multiplica por seis el área total de las Terminales 1 y 2. A partir de entonces, ambas terminales (T-1 y T-2), dejan de estar en servicio. Dispone de 96 mostradores de facturación más dos para equipajes especiales, 26 puertas de embarque y 14 cintas de recogida de equipajes más dos para equipajes especiales.[18]

En 2012 el aeropuerto recibió 8.855.441 pasajeros (un 10,7% menos que en 2011), llevó a cabo 62.468 operaciones (un 17,3% menos que en 2011) y gestionó 2.525.608 kg de carga (un 16,1% menos que en 2011). El descenso en la cifra de pasajeros se produce como resultado de los continuos conflictos con el principal operador aéreo del aeropuerto de El Altet, Ryanair, junto a una recesión del sector del transporte aéreo a nivel nacional, tras un contexto de crisis económica mundial.[19]

El 12 de julio de 2013 se procedió al cambio de nombre del Aeropuerto de Alicante, que pasó a llamarse Aeropuerto de Alicante-Elche.[3]​ El cambio se realizó por presiones políticas, al igual que cambios anteriores como el de Barcelona a Barcelona-El Prat o Málaga a Málaga-Costa del Sol. El Ayuntamiento de Elche, promotor del cambio, corrió con los costes del cambio de nombre.

Directores

Periodo Director [20]
Francisco García Hortal
Octubre de 1993 - Octubre de 2003 Jaime Santa Pau
Diciembre de 2003 - Septiembre de 2007 Mariano Menor
Octubre de 2007 - Junio 2017 Santiago Martínez-Cava
Junio 2017 - Tomás Melgar
Other Languages