Actividad naval del Eje en aguas australianas | 1942

1942

Las rutas navales aliadas entre los EE.UU., Australia y Nueva Zelanda en julio de 1942. El extremo australiano de estas líneas fue objetivo de los submarinos japoneses de mayo a agosto de 1942.

La amenaza naval a Australia se incrementó sustancialmente tras el estallido de la guerra en el Pacífico. Durante la primera mitad de 1942 los japoneses lanzaron una campaña sotenidad contra las aguas australianas: submarinos atacandos las rutas navales y portaaviones realizando un devastador ataque en el estratégico puerto de Darwin. En respuesta a estos ataques los aliados incrementaron la cantidad de recursos destinados a la protección de la navegación en aguas australianas.[7]


Primeras patrullas submarinas japonesas (enero-marzo de 1942)

Los primeros submarinos japoneses que surcaron aguas australianas fueron el I-121, I-122, I-123 e I-124, de la Escuadra nº 6 de la Marina Imperial Japonesa. Estos buques tendieron minas en los accesos a Darwin y el Estrecho de Torres entre el 12 y el 18 de enero de 1942 en apoyo de la ofensiva japonesa en las Indias Orientales Holandesas. Ninguna de estas minas hundió o dañó barco alguno.[8]

Tras terminar su misión de tendido de minas los cuatro submarinos se dirigieron a Darwin para proporcionar información a la flota japonesa de los movimientos navales aliados. El 20 de enero de 1942 las corbetas australianas de tipo Bathurst HMAS Deloraine, HMAS Katoomba y HMAS Lithgow hundieron al I-124 en las proximidades de Darwin. Éste fue el único submarino de gran calado hundido por la Marina Real Australiana en aguas australianas durante la Segunda Guerra Mundial. Los otros sumergibles fueron dos o tres minisubmarinos japoneses que entraron en la bahía de Sídney en mayo de 1942.

Tras la conquista del Pacífico Occidental los japoneses realizaron varias patrullas de reconocimiento en aguas australianas. Tres submarinos, el I-1, I-2 e I-3 operaron en la costa de Australia occidental en marzo de 1942, hundiendo los mercantes Parigi y Siantar el 1 y 3 de marzo respectivamente. Además el I-25 realizó una patrulla de reconocimiento en la costa este australiana en febrero y marzo. Durante esta patrulla Nobuo Fujita, piloto del I-25, sobrevoló Sídney el 17 de febrero, Melbourne el 26 de febrero y Hobart el 1 de marzo con un hidroavión Yokosuka E14Y basado en el propio submarino.[10]

Ataques de la aviación naval japonesa (febrero de 1942-noviembre de 1943)

El bombardeo de Darwin el 19 de febrero de 1942 fue el ataque más importante realizado contra la Australia continental. Ese día desde su posición en el Mar de Timor despegaron 188 aviones de los portaaviones japoneses Akagi, Kaga, Hiryū y Sōryū con el objetivo de bombardear Darwin. Esos cuatro buques eran escoltados por cuatro curceros y nueve destructores.[12]

El bombardeo de Darwin fue el primero de los muchos ataques de la aviación naval japonesa contra blancos en Australia. Los portaaviones japoneses Shōhō, Shōkaku y Zuikaku que hacían labores de escolta de la fuerza de invasión enviada contra Port Moresby en mayo de 1942 tenían como objetivo secundario atacar bases aliadas en el norte de Queensland tras haber tomado Port Moresby[13]​ Estos ataques se suspendieron debido a que la fuerza de portaaviones japonesa sufrió un grave revés en la Batalla del Mar del Coral y los desembarcos en Port Moresby fueron cancelados.

La aviación japonesa realizó cerca de 100 ataques contra el norte de Australia durante 1942 y 1943, la mayoría de pequeña entidad. Los aviones con base en tierra del Ejército Imperial Japonés tomaron parte en muchos de los 63 ataques a Darwin que siguieron al gran ataque inicial. La ciudad de Broome, en Australia Occidental, sufrió un devastador ataque por parte de aviones del ejército el 3 de marzo de 1942 en el que murieron al menos 88 personas. Hidroaviones de largo alcance con base en las Islas Salomón realizaron unos cuantos ataques a pequeña escala en ciudades de Queensland.[14]

Los aviones de la marina japonesa basados en tierra también hostigaron la navegación en aguas septentrionales australianas durante 1942 y 1943. El 15 de diciembre de 1942 cuatro marineros murieron en el ataque al mercante Period cerca del Cabo Wessel. El antiguo arrastrero alistado en la marina australiana HMAS Patricia Cam fue hundido por un hidroavión naval japonés cerca de las Islas Wessel el 22 de enero de 1943, muriendo nueve marineros y civiles. Otro marinero civil murió cuando el mercante Islander fue atacado por un hidroavión en mayo de 1943.[15]

Ataques a Sídney y Newcastle (mayo-junio de 1942)

En marzo de 1942 los japoneses adoptaron la estrategia de aislar Australia de los Estados Unidos mediante la captura de Port Moresby en Nueva Guinea, las Islas Salomón, Fiyi, Samoa y Nueva Caledonia.[17]​ Tras la derrota de la flota de superfice japonesa, los nipones destacaron submarinos para cortar las líneas de suministro aliadas atacando a los buques que navegaban por la costa este australiana.

El 27 de abril de 1942 los submarinos I-21 e I-29 partieron de la base naval de Truk en las Islas Carolinas para realizar patrullas de reconocimiento en los puertos aliados sur del Pacífico. La misión de dichas patrullas era encontrar objetivos para el Destacamento Oriental de la 2ª Flotilla Especial de Ataque, la fuerza de minisubmarinos disponible en el Pacífico.[20]

El 18 de mayo de 1942 el Destacamento Oriental de la 2ª Flotilla Especial de Ataque dejó Truk al mando del capitán Hankyu Sasaki. Dicha fuerza estaba formada por los submarinos I-22, I-24 e I-27. Cada submarino transportaba a su vez un minisubmarino.[24]

En la noche del 31 de mayo tres minisubmarinos fueron destacados desde la fuerza japonesa en las afueras de Sídney Heads. A pesar de que dos de los submarinos (minisubmarino nº 22 y minisubmarino A, también conocido como minisubmarino 24) lograron atravesar las incompletas defensas de la bahía de Sídney, sólo el minisubmarino A atacó a buques aliados en la bahía, disparando dos torpedos al crucero pesado norteamerican USS Chicago. Los torpedos fallaron el blanco, pero hundieron al ferry australiano HMAS Kuttabul, matando a 21 hombres y dañando de consideración al submarino holandés K IX. Durante la operación todos los minisubmarinos se perdieron, los nº 22 y nº 27 destruidos por los defensores, y el minisubmarino Ha echado a pique por la tripulación tras dejar la bahía.[26]

Tras el ataque, la fuerza submarina japonesa siguió operando en Sidnay y Newcastle, hundiendo el pesquero de bajura Iron Chieftain el 3 de junio cerca de Sídney. La noche del 8 de junio el I-24 bombardeó los suburbios orientales de Sídney y el I-21 Newcastle. El fuerte Scratchley en Newcastle devolvió el fuego pero no consiguió ningún impacto. Aunque los bombardeos no causaron víctimas ni daños de consideración, crearon una gran preocupación ante la eventualidad de futuros ataques contra la costa este.[30]

Patrullas submarinas japonesas (julio-agosto de 1942)

Las autoridades japonesas disfrutaron de un breve descanso en la amenaza submarina hasta julio de 1942, cuando una división de tres submarinos, los I-11, I-174 e I-175 pertenecientes a la 3ª Escuadra Submarina empezó a operar en la costa este. Hundieron cinco buques (incluyendo un arrastrero) y dañaron varios más durante julio y agosto. Además el I-32 realizó una patrulla en la costa meridional de Australia mientras se dirigía desde Nueva Caledonia a Penang en la que no consiguió echar a pique ningún buque. Tras el regreso de dicha fuerza no se realizaron más ataques submarinos a Australia hasta enero de 1943.[31]

Aunque los sumergibles japoneses hundieron 17 buques en aguas australianas a lo largo de 1942 (14 de los cuales cerca de la costa) la ofensiva submarina no tuvo un impacto considerable en el esfuerzo de guerra aliado en el Pacífico suroccidental ni en la economía australiana. No obstante al obligar a los barcos a navegar en convoy a lo largo de la costa este se redujo la eficiencia de la navegación costera. Esto supuso una reducción mensual de tonelaje transportado entre puertos australianos de entre el 7,5% y el 22% (la disparidad se debe a que no existen estadísticas precisas y a que variaba notablemente de mes a mes).[33]


Other Languages