The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 1

The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 1 (en España y Argentina La Saga Crepúsculo: Amanecer - Parte 1 y en Hispanoamérica Crepúsculo la saga: Amanecer - Parte 1) es una película estadounidense de género fantástico y romántico, dirigida por Bill Condon, es el primer episodio de la cuarta entrega (parte 4 de 5) de la saga cinematográfica de Crepúsculo. Es una historia contemporánea de adolescentes, vampiros protagonizada porKristen Stewart, Robert Pattinson y Taylor Lautner quienes interpretan a Bella Swan, Edward Cullen y Jacob Black.

El guion fue escrito por Melissa Rosenberg, quienes participaron en las tres primeras entregas.[6]

La película recibió reseñas generalmente mixtas a negativas de los críticos, pero, en respuesta de los fans y otros críticos elogiaron la película y la consideraron como la mejor de toda la saga.

Argumento

Jacob Black se encuentra desaparecido por no querer enfrentar el hecho de que su mejor amiga se va a casar. Bella y Edward Cullen celebran su boda organizada por Alice, sin embargo Jacob regresa en último momento para la boda, para despedirse de ella preguntándole si esa misma noche será su cambio pero Bella le dice que será después de tener intimidad con Edward; a lo cual, Jacob se enfada porque podría ser peligroso para ella, Edward llega al escuchar la pelea entonces Jacob le reclama su falta de amor y seguridad hacia ella dejándoles nuevamente. Ahora los recién casados pasan su luna de miel en isla Esme (una isla a unos kilómetros de Río de Janeiro), que Carlisle regaló a Esme y que cede para pasar su luna de miel a Edward y Bella. Durante la luna de miel, Edward cumple su promesa de intentar hacer el amor con Bella. La primera vez Bella sale herida, con contusiones y moretones; las siguientes, Edward puede canalizar sus emociones y no daña más a Bella, aunque rompe alguna parte del mobiliario o la fina y sexy lencería que Alice eligió para Bella. Bella queda embarazada, el híbrido de vampiro y humano crece muy rápido, Edward al darse cuenta del estado de Bella vuelven rápidamente a Forks para que Carlisle extirpe el feto, Bella queda indignada al escuchar a Edward llamar al feto "cosa" y con la ayuda de Rosalie se oponen.

Tras el regreso de Bella y Edward a Forks, ella empieza a deprimirse más. Por lo tanto, anteponiendo su amor por encima de sus celos, Edward busca a Jacob con el fin de que le haga compañía y a su vez de que pueda convencerla de abortar la criatura, ya que poco a poco esta consumiendo la vitalidad y la fuerza de Bella casi hasta dejarla en la anorexia debido a que no consume ningún alimento. A su vez, Jacob se opone y se enfrenta a Sam, sacando el Alfa legítimo que es, y se separa de la manada, lo que le lleva a dejar de compartir sus pensamientos. Seth sigue a Jacob y su hermana Leah se les une más tarde, de esta forma se unen a los Cullen para defender a Bella.

Durande el embarazo de Bella, Jacob al ver que Bella no esta comiendo en forma jocosa señala que Tal vez sólo quiere a alguien a quién hincarle el diente; si es hijo de un vampiro tal vez su alimento sea la sangre a lo cual suministran un vaso lleno de sangre a Bella, donde se empieza a sentir mejor y satisfecha con el nuevo alimento una vez que la consume con regularidad. Edward pasa por un estado de depresión por que Bella está arriesgando su vida por su embarazo; entonces ambos comienzan a tener una muy tensa conversación entre ellos. Luego, en un acto de tratar de solucionar la situación, toca la barriga de Bella, donde lee los sentimientos y se comunica con la bebé, entendiendo que la misma tiene conciencia desde antes de nacer, que no es su intención de hacerle daño a su madre y que también sufre con el dolor que le causa a ella. Edward y Bella se alivian y se alegran mucho al saber que pueden comunicarse con la bebé, y ambos le dicen que la quieren.

El día del nacimiento del bebé, Carlisle no estaba presente ya que estaba cazando para estar fuerte durante la cesárea. Luego de haber elegido el nombre del bebé (si es varón, Jacob, y si es niña, Renesmee), Bella entra en estado de parto y las contracciones y posterior caída al suelo le causan graves fracturas en sus rodillas y columna, por lo que entre Jacob y Edward realizan la cesárea de Bella. La bebé nace sana y Rosalie la toma mientras que Edward sutura a Bella; sin embargo, Bella no resiste la cesárea y se desangra. Jacob asume que ella murió durante el parto, por lo que se retira de la habitación, dejando a Edward desesperado, aún tratando de transformarla para salvarle la vida mordiéndola e inyectándole el veneno de vampiro directo en el corazón. A pesar de los esfuerzos de Edawrd, Bella muere.

Jacob, terriblemente deprimido, tenía pensando eliminar a la bebé, a la que odia fervorosamente ya que le parecía injusto que ésta viviera y Bella hubiese muerto. Pero la bebé lo mira fijamente a los ojos, donde ocurre el fenómeno de la imprimación. Sam alerta a la manada de que la criatura ha nacido y se disponen todos a eliminarla, rodeando la casa de los Cullen. Pero Jacob se enfrenta a Sam mostrándole sus ojos donde no le puede hacer daño a la bebé por que ya esta imprimada en él. Ésta es la ley más poderosa del clan de los lobos.

Los Cullen, entristecidos por lo ocurrido, limpian el cadáver de Bella y lo preparan para sepultarlo. Pero entonces ocurre lo increíble: el cuerpo de Bella lentamente rejuvenece y se fortalece, todas sus heridas sanan y su piel se vuelve pálida. Edward y su familia tienen un presentimiento, y miran directamente a Bella. La película concluye con Bella despertando como una vampiro, ahora con ojos de un color rojizo.

En otros idiomas
srpskohrvatski / српскохрватски: The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 1