Satanismo

El pentagrama invertido se usa generalmente para representar el satanismo.[cita requerida]

El satanismo consta de un número de creencias relacionadas y fenómenos sociales. Comparten las características de simbolismo, que incluye la veneración y admiración por Satán (o figuras similares).

La legislación antibrujería, como la Ley británica Antibrujería de 1735 (Witchcraft Act 1735), no revocada hasta 1951, reflejó un fuerte sentimiento público en contra de la brujería y del satanismo. La religión satánica comenzó en 1966 con la fundación de la Iglesia de Satán.[1]

Los grupos modernos satánicos (aquellos que aparecieron después de los sesenta) son muy diversos, pero hay dos tendencias muy importantes que se pueden ver como satanismo tradicional o teísta y satanismo ateísta. Los satánicos teístas veneran a Satán como un dios supernatural. Por el contrario, los satánicos ateos se consideran a sí mismos ateos y veneran a Satán simplemente como un símbolo de los rasgos de los seres humanos. Esta categorización del satanismo (que puede ser categorizado de otras formas, por ejemplo «tradicional» contra «moderno») no ha sido adoptada necesariamente por los satánicos en sí, quienes generalmente no especificarían a qué tipo de satánicos están adheridos[cita requerida]. Algunos satánicos[cita requerida] creen en Dios en el sentido de Fuerza Motriz, pero al igual que los satánicos ateos, todavía se adoran a sí mismos, debido a la creencia deísta de que Dios no juega ningún papel en las vidas mortales.

Cada «tipo» de satánico normalmente se referirá a sí mismo solo como «satánico» (salvo los seguidores del satanismo laveyano que se considerarán «satanistas»).[2]

Antecedentes

Se cree que Satán apareció por primera vez en la Biblia Hebrea, donde era un ángel que desafiaba la fe de los humanos y la religión.[3]​ Se desarrolló mucho más en amplitud y poder que el portador de Armagedón y Apocalipsis según está caracterizado dentro del Libro de la Revelación.

Las religiones inspiradas por estos textos (judíos, cristianos y musulmanes) consideran a Satán tradicionalmente como un adversario o un enemigo; viendo su presencia e influencia en cada aspecto del papel acusatorio remontándose a la Creación y a la Caída del Hombre.[3]

El término satanismo deriva del francés satanisme.[4]

Históricamente y principalmente en la civilización cristiana europea a través de los siglos, pero también en los países musulmanes (por ejemplo, los yazidíes), algunas personas o algunos grupos han sido descritos específicamente como adoradores de Satán o del diablo, o como seguidores de su obra. La preponderancia ampliamente extendida de estos grupos en las culturas europeas está en parte relacionada con la importancia y el significado de Satán en la cristiandad.[4]

Particularmente después de la Ilustración Europea,[5]

En otros idiomas
Afrikaans: Satanisme
العربية: شيطانية
azərbaycanca: Satanizm
Boarisch: Satanismus
беларуская: Сатанізм
български: Сатанизъм
català: Satanisme
čeština: Satanismus
Cymraeg: Sataniaeth
dansk: Satanisme
Deutsch: Satanismus
Zazaki: Satanizm
Ελληνικά: Σατανισμός
English: Satanism
Esperanto: Satanismo
eesti: Satanism
euskara: Satanismo
suomi: Satanismi
arpetan: Satanismo
galego: Satanismo
עברית: כת השטן
hrvatski: Sotonizam
magyar: Sátánizmus
հայերեն: Սատանիզմ
Bahasa Indonesia: Setanisme
italiano: Satanismo
日本語: サタニズム
ქართული: სატანიზმი
한국어: 사탄주의
lietuvių: Satanizmas
latviešu: Sātanisms
македонски: Сатанизам
Bahasa Melayu: Satanisme
Malti: Sataniżmu
Napulitano: Satanismo
Nederlands: Satanisme
norsk: Satanisme
polski: Satanizm
português: Satanismo
română: Satanism
русский: Сатанизм
srpskohrvatski / српскохрватски: Satanizam
Simple English: Satanism
slovenčina: Satanizmus
slovenščina: Satanizem
Soomaaliga: Shaydaanimo
shqip: Satanizmi
српски / srpski: Сатанизам
svenska: Satanism
Türkçe: Satanizm
українська: Сатанізм
اردو: شیطانیت
Tiếng Việt: Đạo Satan
吴语: 撒旦教
中文: 撒旦崇拜
粵語: 撒旦教