Individualismo metodológico

El individualismo metodológico es un método ampliamente utilizado en las ciencias sociales, sostiene que todos los fenómenos sociales -estructura y cambios- son en principio explicables por elementos individuales, es decir por las propiedades de los individuos, como pueden ser sus metas, sus creencias y sus acciones. Sus defensores lo ven como una filosofía-método destinada a la explicación y comprensión amplia de la evolución de toda la sociedad como el agregado de las decisiones de los particulares. En principio es un reduccionismo, es decir una reducción de la explicación de todas las grandes entidades con referencias en las más pequeñas.

El individualismo metodológico niega que una colectividad sea un organismo autónomo que toma decisiones, y exige que las ciencias sociales fundamenten sus teorías en la acción individual.[2]

Reduccionismo

El reduccionismo del individualismo metodológico es un reduccionismo racional, ya que como la meta de la ciencia es explicar la realidad por medio de leyes es necesario resumir la cadena de causas y efectos.

Este reduccionismo, desde esta perspectiva, no es un fin en sí mismo sino un medio tanto para dar una explicación más detallada, como para comprender mejor qué sucede cuando pasamos de lo macro a lo micro y de lapsos de tiempo más breves a más largos.