Clasificación de automóviles

La clasificación de automóviles es un término general que se refiere a agrupar vehículos en categorías según su potencia de golpe y sus características técnicas. Un «automóvil de pasajeros» está pensado para transporte privado de personas, aunque también se puedan cargar objetos grandes. En este grupo están todos los automóviles deportivos, todoterrenos, de turismo, monovolúmenes, los pickups y furgonetas con varias filas de asientos.

Métodos de clasificación

Los vehículos se pueden categorizar de distintas formas. Por ejemplo, por la carrocería, la construcción del vehículo, el número de puertas o de asientos con cinturón de seguridad.[1]

El gobierno también puede imponer un sistema de clasificación para cobrar un cantidad determinada de impuestos. En Reino Unido, va acorde a la construcción, motor, peso y combustible o emisiones del vehículo.[2]

Se usan otras regulaciones para vehículos de todo tipo de forma internacional (excepto en Australia, India y los Estados Unidos), llamada ISO 3833-1977.[3]

En otros idiomas